Archivo por días: 6 enero, 2013

ADRIÀ PÉREZ MARTÍ 2013-01-06 En el reciente informe de la Comisión Europea publicado el pasado 13 de diciembre sobre el Programa de Ajustes exigidos por la troika a Grecia se hace un repaso de todas las reformas aplicadas o a implementar, pero sobre todo se hace evidente los modestos avances, que son desiguales, y los muchos atrasos y dilaciones.

Recortar pensiones y subir impuestos, las claves del nuevo ajuste de Grecia

El 65% de las nuevas medidas de ajuste impuestas por la troika a Grecia consiste en recortar pensiones y aumentar otra vez la fiscalidad.

      ADRIÀ PÉREZ MARTÍ 
      En el reciente informe de la Comisión Europea publicado el pasado 13 de diciembre sobre el Programa de Ajustes exigidos por la troika a Grecia se hace un repaso de todas las reformas aplicadas o a implementar, pero sobre todo se hace evidente los modestos avances, que son desiguales, y losmuchos atrasos y dilaciones.
      Destaca el recorte en pensiones y la subida de impuestos -máximos protagonistas del ajuste de las cuentas públicas-, así como larecapitalización de la banca que finalizará en abril de 2013 y la renovada existencia, supuestamente, de voluntad política para revitalizar el proceso privatizador de activos estatales. En definitiva, muchas medidas que recuerdan a las aplicadas en España, aun sin haber rescate: ajuste público que recae en gran parte sobre el castigado sector privado -por la vía de impuestos-,pobre liberalización de la economía y mucha lentitud en la aplicación efectiva de medidas.

      Reducción del gasto público

      Ante los incumplimientos y dilaciones en aplicar las reformas de racionalización del gasto público durante la primera mitad del 2012, la troika amplió el periodo de ajuste de las cuentas públicas griegas dos años más, hasta el 2016. En opinión de Bruselas, llevar a cabo todo el ajuste en dos años (2013-2014) en un contexto recesivo hubiera deprimido más la economía. Por tanto, en noviembre se aprobaron nuevos objetivos de déficit público: 4,6% en 2013, 3,5% en 2014, 2,2% en 2015 y 0,6% en 2016 (en 2012 se espera tener un déficit del 6,6% del PIB).
      El proyecto de Presupuestos del Estado para 2013 ya se ha aprobado y contempla dos tercios del ajuste para el bienio 2013-2014. De acuerdo con el plan diseñado por la troika -a la espera de si finalmente Atenas lo implementa- el ajuste se resume como sigue:
      Fuente: Informe de la Comisión Europea.
      La mayor parte del ajuste para este bienio provendrá de medidas fáciles de tomar. La más cuantiosa, el recorte en pensiones, un 39% del ajuste o el 2,8% del PIB; mientras que el segundo mayor ajuste, sin embargo, correrá a cargo del incremento de recaudación -por la vía de subidas de impuestos y mayor control fiscal-, que supone el 26% del ajuste o el 1,9% del PIB. Las medidas respecto al gasto público también contemplan el control y monitorización del gasto, incluyendo informes mensuales de su evolución y capacidad del Ministerio de Finanzas para aplicar medidas correctivas a otros ministerios o entidades, etc.

      Reforma fiscal y de la administración tributaria

      La subida de impuestos que se espera que se apruebe en enero de 2013 tiene por objetivo no sólo subir impuestos sino hacer el sistema fiscal más progresivo. Ampliará la base imponible para el Impuesto sobre la Renta eliminando deducciones y reducirá los tramos de ocho a tres. Incrementará los impuestos a emprendedores -autoempleados- y profesionales. Respecto alImpuesto sobre Sociedades, se pretende aumentar el tipo impositivo del 20% al 26% y bajar el tipo a los dividendos distribuidos del 25% al 10%. También se busca mejorar el control fiscal, otra de las exigencias de la troika.
      Por otra parte, el Gobierno dará más autonomía a la administración tributaria para evitar interferencias políticas. Se ejercerá mayor control sobre las grandes empresas, ricos, y se fusionarán oficinas para hacerlas más eficientes. Se harán planes para realizar inspecciones en aquellos sectores con más riesgo de fraude fiscal y se tratará de reducir los litigios fiscales con mayor independencia de los tribunales administrativos -previos a los judiciales-.

      Pensiones

      Casi todos los fondos estatales de pensiones se han fusionado en uno solo, el ETEA. Se han revisado todas las pensiones desde 2001 utilizando un nuevo método actuarial, se ha simplificado el muy fragmentado sistema de cálculo, igualando las edades de jubilación. Las reformas se hacen desde un punto de vista progresivo, se recortarán las pensiones más altas, especialmente las más generosas, y se introducirá la pensión mínima universal.

      Privatizaciones

      Hasta septiembre, la voluntad política de privatizar activos griegos -incluidos 100.000 activos inmuebles- fue nula. Pero parece que en opinión de la troika los políticos griegos han retomado el interés y en apenas dos meses han aprobado casi la mitad de medidas necesarias para comenzar el proceso privatizador.
      Por otra parte, se han ajustado a la baja los posibles ingresos provenientes de la venta de los activos estatales. Se espera que hasta 2016 -supuesto año de finalización del plan de consolidación fiscal de la troika- el Estado griego pueda recaudar 8.500 millones (casi un 5% del PIB).

      Sistema sanitario

      La reforma del sistema sanitario comenzó en marzo de 2012, pero se paralizóhasta que en noviembre parece que retomó cierto impulso. Se están acabando de perfilar los aspectos legales y organizativos de la fusión de la mayor parte de fondos de cobertura sanitarios en uno sólo, el EOPYY. Por otra parte, la receta electrónica (el 90%) y la monitorización continua del gasto del sistema de recetas parece que permitirá un ahorro en 2012 de 1.000 millones. Además, se prevé haber reducido los costes operativos de los hospitales un 8%en 2012.
      Sin embargo, muchas de las medidas aprobadas no se han aplicado y otras se han pospuesto: prescripción de genéricos, control del exceso de gasto en medicamentos recetados por los médicos, introducción de competencia en los medicamentos, listado de precios de las medicinas; todo lo cual ha provocado el incremento del pago a farmacias y otros proveedores por importe del 0,5% del PIB.

      Educación

      La reforma educativa es lenta. Cerrará y fusionará 2.000 pequeñas escuelas. Se prevé introducir la evaluación a los profesores, la revisión curricular, la evaluación del centro educativo de manera regular, la autonomía y responsabilidad de las universidades, la introducción de consejos de gobierno en dichos centros -con profesionales y gestores no académicos-, la fusión de instituciones educativas y la internacionalización de los planes de estudio.

      Sistema financiero

      Se espera que el proceso de recapitalización termine en abril de 2013, después de innumerables retrasos en 2012 -en parte por las elecciones-. El Fondo Heleno de Estabilidad Financiera inyectará la mayor parte de las necesidades de financiación del sistema bancario -habrá cierres y fusiones de entidades, especialmente las no sistémicas- con los 50.000 millones de fondos recibidos de la troika en febrero de 2012. Si bien se pretende que al menos el 10% de las necesidades de financiación las cubra el sector privado.
      Recientemente, el Banco Central de Grecia ha emitido un informe en el que cifra en 40.500 millones de euros las necesidades de financiación de los 14 bancos comerciales, 27.500 millones (un 14% del PIB) de los cuales corresponderían a los cuatro bancos sistémicos. Mientras tanto, el crédito a la economía -sector privado- sigue en mínimos históricos.

      Mercado laboral

      Las reformas emprendidas desde 2010 han hecho que se observe durante 2012 una tendencia hacia la reducción de salarios en el mercado laboral griego y del coste laboral unitario (en términos nominales):
      Las nuevas medidas tomadas buscan reducir el salario mínimo, mejorar la movilidad laboral con menos restricciones, flexibilizar el trabajo por horaspara hacer más eficientes determinadas actividades, reducir burocracia ycotizaciones sociales -que se prepara para el 2013-, y mejorar el control del trabajo no declarado, entre otras medidas. En definitiva, buscar que el desempleo toque techo en 2013 -la tasa de paro ascendió en el segundo trimestre de 2012 al 23,6%- y que la creación de trabajo sea más dinámica una vez se inicie la recuperación económica.

      Durante la celebración de la Pascua Militar, celebrada como es tradición en el Palacio Real de Madrid, y que este año contó con un formato mucho más reducida debido al complicado estado de salud físico del Monarca

      El Rey alerta de que la crisis es una «amenaza a la seguridad nacional»

      Destaca el papel de las tropas desplegadas en el exterior y ensalza la figura de los héroes de Annual.

      Ampliar la foto
      El Rey, ayudado por unas muletas, saluda al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la celebración de la Pascua Militar | EFE

      La crisis económica representa una «amenaza a la seguridad nacional«. Así lo aseguró este domingo Su Majestad el Rey, que pidió a los altos mandos militares que sepan priorizar en el gasto del reducido presupuesto de Defensa para mantener las capacidades militares dentro de un nivel que garantice una «disuasión verosímil en defensa de los intereses de España«.
      Durante la celebración de la Pascua Militar, celebrada como es tradición en el Palacio Real de Madrid, y que este año contó con un formato mucho más reducida debido al complicado estado de salud físico del Monarca, se mostró convencido «ahora más que nunca» de que los miembros de las Fuerzas Armadas tendrán un papel fundamental a la hora de salir de la difícil situación económica que atraviesa el país.
      Don Juan Carlos, que tuvo en emotivo recuerdo para los militares que perdieron su vida en acto de servicio, ensalzó la labor que están desempeñando las fuerzas españolas en el exterior. «Con su actividad diario enaltecen nuestra nación«, dijo, tras los que les pidió que «perseveren en su actitud».
      Dentro de lo acontecido en el año recién concluido, destacó dos hechos. El primero, el vínculo creado entre la sociedad española y sus Fuerzas Armadas, para lo que puso como ejemplo la importante labor desarrollada por los militares durante un verano especialmente castigado por el fuego. «Nuestros soldados fueron reclamados en todas los puntos de España», recalcó.
      Tras esto, recordó con satisfacción la ceremonia de estrega de laLaureada colectiva, la máxima condecoración militar, a los miembros deRegimiento de Caballería Alcántara, por su actuación heroica durante lo que se ha conocido históricamente como el desastre de Annual. «Reconforta saber que aquellos héroes eran nuestros. Las virtudes de aquellos jinetes permanecen ahora en lo más hondo de todos vosotros», aseguró.
      El acto de celebración se inició pasado el mediodía, con la llegada de los Reyes de España y los Príncipes de Asturias a la Plaza de la Armeríadel Palacio Real, donde fueron recibidos por el presidente del Gobierno,Mariano Rajoy; el ministro de Defensa, Pedro Morenés; el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz; y el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el almirante Fernando García Sánchez.
      Ayudado por dos muletas durante sus desplazamientos, pero sólo por una mientras permanecía en pie, el Monarca recibió honores militares a su llegada, aunque esta vez se retiró del guión el tradicional paso de revista a las tropas.
      Concluidos los honores, se pasó directamente a la Saleta Gasparini, donde el Monarca saludó a una fila de autoridades mucho más breve que en anteriores ocasionados, entre los que estaban el jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), el general Francisco Javier García Arnaiz; el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), el general Jaime Domínguez Buj; el jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), el almirante Jaime Muñoz-Delgado; el secretario de Estado de Defensa, Pedro Arguelles; y el secretario de Estado-director del CNI, el general Félix Sanz Roldán, entre otros.
      También sin el tradicional besamanos, se dirigieron a la Sala del Trono, que este año contaba con cuatro sillas para que los Reyes y los Príncipes de Asturias pudiesen sentarse, algo hecho pensando en el estado de salud de don Juan Carlos. Allí fue donde intervino ante los presentes el ministro de Defensa y el propio Monarca, no sin antes tener que suprimir sobre la marcha la habitual imposición de condecoraciones a diferentes miembros de las Fuerzas Armadas.


      La crisis económica representa una «amenaza a la seguridad nacional». Así lo aseguró este domingo Su Majestad el Rey, que pidió a los altos mandos militares que sepan priorizar en el gasto del reducido presupuesto de Defensa

      La crisis económica representa una "amenaza a la seguridad nacional". Así lo aseguró este domingo Su Majestad el Rey, que pidió a los altos mandos militares que sepan priorizar en el gasto del reducido presupuesto de Defensa

      El Rey alerta de que la crisis es una «amenaza a la seguridad nacional»

      Destaca el papel de las tropas desplegadas en el exterior y ensalza la figura de los héroes de Annual.

      Ampliar la foto
      El Rey, ayudado por unas muletas, saluda al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la celebración de la Pascua Militar | EFE


      La crisis económica representa una «amenaza a la seguridad nacional». Así lo aseguró este domingo Su Majestad el Rey, que pidió a los altos mandos militares que sepan priorizar en el gasto del reducido presupuesto de Defensa para mantener las capacidades militares dentro de un nivel que garantice una «disuasión verosímil en defensa de los intereses de España».
      Durante la celebración de la Pascua Militar, celebrada como es tradición en el Palacio Real de Madrid, y que este año contó con un formato mucho más reducida debido al complicado estado de salud físico del Monarca, se mostró convencido «ahora más que nunca» de que los miembros de las Fuerzas Armadas tendrán un papel fundamental a la hora de salir de la difícil situación económica que atraviesa el país.
      Don Juan Carlos, que tuvo en emotivo recuerdo para los militares que perdieron su vida en acto de servicio, ensalzó la labor que están desempeñando las fuerzas españolas en el exterior. «Con su actividad diario enaltecen nuestra nación», dijo, tras los que les pidió que «perseveren en su actitud».
      Dentro de lo acontecido en el año recién concluido, destacó dos hechos. El primero, el vínculo creado entre la sociedad española y sus Fuerzas Armadas, para lo que puso como ejemplo la importante labor desarrollada por los militares durante un verano especialmente castigado por el fuego. «Nuestros soldados fueron reclamados en todas los puntos de España», recalcó.
      Tras esto, recordó con satisfacción la ceremonia de estrega de laLaureada colectiva, la máxima condecoración militar, a los miembros deRegimiento de Caballería Alcántara, por su actuación heroica durante lo que se ha conocido históricamente como el desastre de Annual. «Reconforta saber que aquellos héroes eran nuestros. Las virtudes de aquellos jinetes permanecen ahora en lo más hondo de todos vosotros», aseguró.
      El acto de celebración se inició pasado el mediodía, con la llegada de los Reyes de España y los Príncipes de Asturias a la Plaza de la Armeríadel Palacio Real, donde fueron recibidos por el presidente del Gobierno,Mariano Rajoy; el ministro de Defensa, Pedro Morenés; el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz; y el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el almirante Fernando García Sánchez.
      Ayudado por dos muletas durante sus desplazamientos, pero sólo por una mientras permanecía en pie, el Monarca recibió honores militares a su llegada, aunque esta vez se retiró del guión el tradicional paso de revista a las tropas.
      Concluidos los honores, se pasó directamente a la Saleta Gasparini, donde el Monarca saludó a una fila de autoridades mucho más breve que en anteriores ocasionados, entre los que estaban el jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), el general Francisco Javier García Arnaiz; el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), el general Jaime Domínguez Buj; el jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), el almirante Jaime Muñoz-Delgado; el secretario de Estado de Defensa, Pedro Arguelles; y el secretario de Estado-director del CNI, el general Félix Sanz Roldán, entre otros.
      También sin el tradicional besamanos, se dirigieron a la Sala del Trono, que este año contaba con cuatro sillas para que los Reyes y los Príncipes de Asturias pudiesen sentarse, algo hecho pensando en el estado de salud de don Juan Carlos. Allí fue donde intervino ante los presentes el ministro de Defensa y el propio Monarca, no sin antes tener que suprimir sobre la marcha la habitual imposición de condecoraciones a diferentes miembros de las Fuerzas Armadas.

      Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos

      El jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), el general Jaime Domínguez Buj; el jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), el almirante Jaime Muñoz-Delgado; el secretario de Estado de Defensa, Pedro Arguelles; y el secretario de Estado-director del CNI, el general Félix Sanz Roldán, entre otros.

      El Rey alerta de que la crisis es una «amenaza a la seguridad nacional»

      Destaca el papel de las tropas desplegadas en el exterior y ensalza la figura de los héroes de Annual.

      Ampliar la foto
      El Rey, ayudado por unas muletas, saluda al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la celebración de la Pascua Militar | EFE


      La crisis económica representa una «amenaza a la seguridad nacional». Así lo aseguró este domingo Su Majestad el Rey, que pidió a los altos mandos militares que sepan priorizar en el gasto del reducido presupuesto de Defensa para mantener las capacidades militares dentro de un nivel que garantice una «disuasión verosímil en defensa de los intereses de España».
      Durante la celebración de la Pascua Militar, celebrada como es tradición en el Palacio Real de Madrid, y que este año contó con un formato mucho más reducida debido al complicado estado de salud físico del Monarca, se mostró convencido «ahora más que nunca» de que los miembros de las Fuerzas Armadas tendrán un papel fundamental a la hora de salir de la difícil situación económica que atraviesa el país.
      Don Juan Carlos, que tuvo en emotivo recuerdo para los militares que perdieron su vida en acto de servicio, ensalzó la labor que están desempeñando las fuerzas españolas en el exterior. «Con su actividad diario enaltecen nuestra nación», dijo, tras los que les pidió que «perseveren en su actitud».
      Dentro de lo acontecido en el año recién concluido, destacó dos hechos. El primero, el vínculo creado entre la sociedad española y sus Fuerzas Armadas, para lo que puso como ejemplo la importante labor desarrollada por los militares durante un verano especialmente castigado por el fuego. «Nuestros soldados fueron reclamados en todas los puntos de España», recalcó.
      Tras esto, recordó con satisfacción la ceremonia de estrega de laLaureada colectiva, la máxima condecoración militar, a los miembros deRegimiento de Caballería Alcántara, por su actuación heroica durante lo que se ha conocido históricamente como el desastre de Annual. «Reconforta saber que aquellos héroes eran nuestros. Las virtudes de aquellos jinetes permanecen ahora en lo más hondo de todos vosotros», aseguró.
      El acto de celebración se inició pasado el mediodía, con la llegada de los Reyes de España y los Príncipes de Asturias a la Plaza de la Armeríadel Palacio Real, donde fueron recibidos por el presidente del Gobierno,Mariano Rajoy; el ministro de Defensa, Pedro Morenés; el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz; y el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el almirante Fernando García Sánchez.
      Ayudado por dos muletas durante sus desplazamientos, pero sólo por una mientras permanecía en pie, el Monarca recibió honores militares a su llegada, aunque esta vez se retiró del guión el tradicional paso de revista a las tropas.
      Concluidos los honores, se pasó directamente a la Saleta Gasparini, donde el Monarca saludó a una fila de autoridades mucho más breve que en anteriores ocasionados, entre los que estaban el jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire (JEMA), el general Francisco Javier García Arnaiz; el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), el general Jaime Domínguez Buj; el jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), el almirante Jaime Muñoz-Delgado; el secretario de Estado de Defensa, Pedro Arguelles; y el secretario de Estado-director del CNI, el general Félix Sanz Roldán, entre otros.
      También sin el tradicional besamanos, se dirigieron a la Sala del Trono, que este año contaba con cuatro sillas para que los Reyes y los Príncipes de Asturias pudiesen sentarse, algo hecho pensando en el estado de salud de don Juan Carlos. Allí fue donde intervino ante los presentes el ministro de Defensa y el propio Monarca, no sin antes tener que suprimir sobre la marcha la habitual imposición de condecoraciones a diferentes miembros de las Fuerzas Armadas.

      Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos

      La Autoridad Nacional de Seguridad para la protección de Información Clasificada, (en adelante ANS) es la figura que se crea en cada nación al objeto de garantizar la protección de la Información Clasificada haciéndose responsable frente a terceros (países y organismos internacionales) de su correcto control y tratamiento.

      Protección de la Información Clasificada

      El CNI, en virtud del artículo 4 f de su Ley Reguladora (11/2002, de 6 de mayo), tiene como función la de velar por el cumplimiento de la normativa relativa a la protección de la Información Clasificada. Bajo este concepto de Información Clasificada, se incluye tanto la Información Clasificada nacional como aquella Información Clasificada entregada a España por países extranjeros u organizaciones internacionales bajo el amparo de los distintos Acuerdos firmados por el Gobierno de la nación y ratificados por las Cortes y el Senado.

      La Autoridad Nacional de Seguridad para la Protección de la Información Clasificada

      La Autoridad Nacional de Seguridad para la protección de Información Clasificada, (en adelante ANS) es la figura que se crea en cada nación al objeto de garantizar la protección de la Información Clasificada haciéndose responsable frente a terceros (países y organismos internacionales) de su correcto control y tratamiento.

      La adhesión de España al Tratado del Atlántico Norte, en Junio de 1982, exigió la creación de una Autoridad Nacional de Seguridad responsable de la protección y control de la Información Clasificada originada por las partes del Tratado, que coordinase y supervisase las medidas de protección de la Información Clasificada OTAN entregada a España por la Alianza.

      Para dar cumplimiento al Convenio sobre Seguridad entre las Partes del Tratado del Atlántico Norte, el Gobierno, mediante Acuerdo de Consejo de Ministros de 25 de junio de 1982 decidió que la figura correspondiente a la ANS fuese desempeñada conjuntamente por los Ministros de Defensa y Asuntos Exteriores facultándoles a designar una Autoridad Delegada (ANS-D) del Ministerio de Defensa para el desarrollo y puesta en práctica de sus cometidos.

      En virtud de lo anterior y a propuesta de los Ministros de Defensa y de Asuntos Exteriores, por Orden comunicada de Presidencia de Gobierno de agosto de 1982 se designó como Autoridad Delegada para la Seguridad de la Información Clasificada OTAN al Director del Centro Superior de Información de la Defensa (CESID), actualmente Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

      Finalmente, por Orden del Ministerio de Defensa de 30 de septiembre de 1982 se asignó al CESID la tarea de servir de órgano de trabajo de la ANS para la protección de la Información Clasificada OTAN.

      En los mismos términos, y por Acuerdos de Consejo de Ministros de 18 de abril de 2002 y de 18 de noviembre de 2005, respectivamente, se crearon la Autoridad Nacional de Seguridad para la seguridad de la Información Clasificada de la Unión Europea y Unión Europea Occidental y la Autoridad Nacional de Seguridad para la seguridad de la Información Clasificada de la Agencia Espacial Europea. Ambas autoridades están también delegadas en el Secretario de Estado Director del CNI.

      – ORDEN PRE/2130/2009, de 31 de julio. Autoridad Delegada para la Seguridad de Información Clasificada OTAN/UE/UEO

      – ORDEN PRE/3289/2006, de 23 de octubre. Autoridad Delegada para la Seguridad de Información Clasificada ESA

      Para cumplir todas estas funciones, el Secretario de Estado Director del CNI cuenta con la Oficina Nacional de Seguridad (ONS), que se crea en 1983, dentro del servicio de inteligencia, como órgano de trabajo del Director para cumplir con sus cometidos relativos a la protección de la Información Clasificada.

      Formación continuada del VS considero fundamental que el propio Jefe de Seguridad esté habilitado como profesor de seguridad privada al menos en las materias más comunes y que tenga conocimientos suficientes en el resto como para poder supervisar los contenidos que van a recibir la formación de reciclaje sus vigilantes.

      La Importancia de la formación de los vigilantes de seguridad y la obligación del Jefe de Seguridad de facilitar los cursos de reciclaje


       

      En el artículo 95 de la sección 5 del Reglamento de Seguridad Privada vienen recogidas las distintas funciones del Jefe de Seguridad y el párrafo  D hace referencia a la relación entre dicho Jefe de seguridad y la formación, citando textualmente dicho artículo: El control de la formación permanente del personal de seguridad que de ellos dependa, proponiendo la Dirección de la Empresa la adopción de las medidas o iniciativas adecuadas para el cumplimiento de dicha finalidad. 

       

      Es decir, el Jefe de Seguridad es el principal responsable de la formación continuada de su personal de base. Si cogemos el concepto desde su perspectiva más amplia esto es lo idóneo porque al fin y al cabo es el máximo responsable de las actuaciones de los vigilantes y por tanto es la persona que habiendo realizado los Planes de Seguridad debe saber que formación necesitan para el adecuado desempeño de sus funciones. Si damos un paso más, y esta profesión es nuestro deber ineludible, no solo es nuestra labor la realización inicial del Plan de Seguridad y de las OOP sino que este debe ser un documento vivo adecuándose a los distintos escenarios o cambios que se puedan producir, tanto por las amenazas externas o por la propia evolución de la línea de negocio o actividad empresarial del cliente, es decir que debe valorar y actualizar dicho plan periódicamente y por lo tanto ajustar las necesidades formativas del personal que preste servicio en dichas instalaciones.

       

      Desde mi punto de vista son necesarias las inspecciones continuadas para conocer el verdadero proceder y sentir del servicio, no por parte del Jefe de Seguridad ya que en una empresa grande sería imposible pero si que debe de rodearse de una plantilla de inspección competente que en sus partes de inspección reflejen el pulso latente de cada servicio y que por medio de los informes mensuales de actividad hagan llegar a sus ojos la realidad de los servicios. Será por medio de estos informes y en inspecciones oculares del propio Jefe de Seguridad de donde se sacará la información para adecuar los Planes de Seguridad y en concordancia a las necesidades descritas en este plan se realizará la planificación didáctica anual.

       

      No debemos de tomar esta directriz formativa como un requisito a cumplir de manera mecánica sino como una herramienta puesta en manos de los Jefes de Seguridad para alcanzar los objetivos óptimos de protección de las instalaciones que se hallen bajo nuestra responsabilidad (con el permiso por supuesto de las que se hallen bajo la responsabilidad de los Directores de Seguridad), es por esto que a título personal considero fundamental que el propio Jefe de Seguridad esté habilitado como profesor de seguridad privada al menos en las materias más comunes y que tenga conocimientos suficientes en el resto como para poder supervisar los contenidos que van a recibir sus vigilantes.

       

      Es necesario, muy necesario, que el máximo responsable de los Planes de Seguridad tenga un conocimiento real de las distintas contingencias a las que se puede enfrentar a la hora de realizar dicho Plan, que sea capaz de analizar los datos que el entorno le ofrece, que identifique los riesgos y que adopte las medidas necesarias para paliarlas. Dichas medidas han de ser de varios tipos; físicas, electrónicas, de organización y de los medios humanos y es en estos medios humanos donde entra la formación.

       

      Como acabamos de decir los medios humanos forman parte esencial de las medidas que usaremos para hacer frente a las distintas contingencias que nos vamos a encontrar y para que este elemento sea óptimo deberemos tener en cuenta la formación, vamos a ver a continuación que aspectos se deben de tener en cuenta a nivel formativo y vamos a entroncarlo con el tema que nos atañe.

       

      Cuando se realiza una selección de personal para un servicio en concreto es muy recomendable haber diseñado previamente el Plan de Seguridad pues así nos aseguramos de tener una visión completa de a que nos enfrentamos y que necesitamos, dentro del personal que podamos seleccionar lo haremos de entre aquellos aspirantes que reúnan o más se acerquen a nuestro patrón motor maduro de actuación con esto ya tendremos una buena base pero además sabremos hacia donde deberemos orientar nuestra primera acción formativa, más tarde una vez iniciado nuestro servicio estaremos en condiciones de realizar un feedback adecuado para ver que debilidades tenemos en nuestro equipo y a que amenazas nos podemos enfrentar una vez definido esto basaremos nuestra oferta formativa en optimizar y mejorar esas debilidades para convertirlas en fortalezas.

       

      A modo de conclusión me gustaría señalar una vez más que no debemos de tomarnos la

      responsabilidad de la formación como una obligación mecánica sino como uno de los elementos más valiosos que la ley ha puesto en nuestras manos ya que los que nos ha facilitado es el control de las habilidades de nuestro personal.

      Fuente:belt.es

       

      Jesús Hermida resultó un fiel retrato de ese final de época. Tanto su formato como, sobre todo, su contenido, certifican el estado de opinión de las encuestas sociológicas, con la imagen de un Rey prematuramente avejentado y al frente de un régimen agotado que ha perdido del todo el apoyo de las jóvenes

      ¿

      El rey Juan Carlos de Borbón de España lo tenía todo para haber dejado su sello indeleble en los libros de Historia de España Cuenta Isabel Burdiel en su monumental Isabel II, una biografía(Ed. Taurus), que la noche del 22 de febrero de 1863 Leopoldo O’Donnell fue despedido de los salones regios por su Graciosa Majestad, la reina Isabel II, “como un lacayo que cumple mal”

      Publicado el 06/01/2013 por admin

      Misión imposible en Zarzuela o cómo recuperar en 37 días el prestigio dilapidado en 37 años

      • SOBRE EL AUTOR
      Cuenta Isabel Burdiel en su monumental Isabel II, una biografía(Ed. Taurus), que la noche del 22 de febrero de 1863 Leopoldo O’Donnell fue despedido de los salones regios por su Graciosa Majestad, la reina Isabel II, “como un lacayo que cumple mal”, después de que el militar le presentara la dimisión -la segunda, y aún habría una tercera- de su cargo como Presidente del Consejo de Ministros. La decepción del hombre que había logrado “salvar la monarquía de sí misma” durante cinco largos años fue tanto más profunda cuanto que siempre creyó contar con el cariño y gratitud de la reina castiza, sentimientos que, en palabras de Antonio Rubio, secretario que fue durante años de la Regente María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, “no anidaban mucho tiempo en el corazón de Isabel II, pues la gratitud es una virtud vulgar que no obliga a los Reyes, en quienes la ingratitud misma puede ser deber y virtud cuando lo exige la razón de las razones que es la Razón de Estado”.
      Ha sido una constante en nuestra Historia: el empeño del pueblo español por salvar a la Monarquía -y más concretamente a los Borbones- de sus propios errores en infinidad de lances. Desafiando tan larga tradición, Juan Carlos de Borbón lo tenía todo para haber dejado su sello indeleble en los libros de Historia, esa Historia que tantas tropelías registra de sus antecesores en el trono. La capacidad del entonces Príncipe para, en 1975, traicionar el legado de Franco y propiciar la llegada de la democracia fue el gran aval, el salvoconducto que animó al pueblo llano a echarse a la calle y llenar las aceras cada vez que el matrimonio por él formado con Sofía de Grecia recorría ciudades y pueblos de España. Todo lo tenía, y todo, o casi, lo ha echado por la borda. Los secretos, de alcoba y de dinero, durante décadas reservados al conocimiento de unos pocos, son ahora lugar común de charla en mercados y tabernas, tras un año 2012 que ha resultado apocalíptico para el prestigio y, lo que es peor, el futuro de la institución. Una intensa campaña de imagen, que el viernes conoció uno de sus momentos cumbres, trata ahora de recuperar el tiempo perdido. Demasiado poco, demasiado tarde.
      Juan Carlos de Borbón lo tenía todo para haber dejado su sello indeleble en los libros de Historia
      Lo acontecido desde que estallara el escándalo de corrupción de Iñaki Urdangarin, que ha afectado de lleno a la propia hija del Rey,Cristina, y por extensión a toda la Familia Real, es de sobra conocido y está descrito con audacia y libertad en Internet. Nada se ha dicho, en cambio, de la responsabilidad contraída por los distintos gobiernos a la hora de hacer dejación de sus responsabilidades en la vigilancia de determinados comportamientos nada ejemplares del Monarca en estas décadas. Tanto Felipe González como Aznar –por no hablar del patéticoZapatero- miraron hacia otro lado, consintieron, mientras el Rey iba y venía, hacía y deshacía, a su antojo dentro y fuera de España. En El Negocio de la Libertad se relata la anécdota de un González que, ofuscado después de que el Monarca le hiciera esperar en la antecámara más tiempo del usual, se atrevió a meterle el dedo en el ojo al intendente, Manuel Prado y Colón de Carvajal, el hombre de los dineros reales durante muchos años, interpelando a Sabino Fernández Campos de esta guisa: “Y dile aManolo Prado que se conforme con el 3%, porque eso de cobrar el 20% es una barbaridad…”.
      En ese libre albedrío ha jugado un papel capital durante la Transición el silencio cómplice de los medios de comunicación en lo que atañe a las conductas del Rey, de acuerdo con un pacto no escrito según el cual el Monarca es intocable y debe ser protegido de cualquier crítica por leve que sea, manifestación que evidencia los débiles cimientos de una democracia obligada a consentir con los comportamientos impropios del jefe del Estado. La urna de cristal que durante décadas protegió a nuestra Monarquía de la más leve crítica se rompió en pedazos a lo largo y ancho del recién terminado 2012, annus ciertamente horribilis en el que España, sumida en una aguda crisis económica, a punto estuvo varias veces de irse por el desagüe de los países intervenidos a la manera de Grecia y Portugal, aunque el inicio de las desgracias regias cabría ser fechado con propiedad en noviembre de 2011, con el estallido del “caso Palma Arena” y el conexo escándalo del Instituto Nóos de Urdangarin.
      La “luxación de Corona” de Botswana
      Con todo, la fecha que marca un antes y un después en los anales del juancarlismo se alcanzó el 14 de abril –precisamente- del pasado año, cuando fue necesario organizar a uña de caballo un operativo para trasladar al Rey malherido a una clínica de Madrid desde un resort en Botswana, donde se hallaba cazando elefantes. El escándalo se hizo carne y habitó entre nosotros al conocerse que Juan Carlos estaba acompañado por Corinna zu Sayn-Wittgenstein, una supuesta princesa con la que mantiene una relación sentimental desde hace años y, al parecer, con quien comparte también alguna cuenta corriente. Se rompía así el velo que durante décadas cubrió el estilo de vida el Monarca, pasto a partir de entonces de las chanzas del pueblo llano. También aquí, de nuevo, la responsabilidad de quienes, en la presidencia del Gobierno y en el entorno de los servants de Zarzuela, no supieron poner coto al desastre, especialmente evidente tras la salida por la puerta de atrás de Fernández Campos. Años antes, José Joaquín Puig de la Bellacasa había pagado cara la osadía de atreverse a llamar la atención al “jefe”. Como secretario general de la Casa, con todas las papeletas para suceder a Sabino, Puig de la Bellacasa duró en el cargo lo que tarda en persignarse un cura loco. En realidad un verano en Mallorca, tiempo en el que tuvo agallas para puntualizar que había cosas que un Rey de nuestro tiempo no podía hacer, como escapar por una ventana de Marivent en plena noche. Se lo cargó la entonces “íntima” del Monarca, la palmesana Marta Gayá. Fulminado.
      En la presidencia del Gobierno y en el entorno de los ‘servants’ de Zarzuela no supieron poner coto al desastre
      La “luxación de Corona” sufrida en Botswana dio lugar a una pública petición de perdón (“Lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir”), iniciativa sin precedentes que, al tiempo que humanizó su figura, contribuyó a rebajar drásticamente su auctoritas, la cualidad moral sobre la que se edifica ese prestigio que el imaginario popular cree implícito en la jefatura del Estado. Pero, como las desgracias nunca vienen solas, el Monarca se embarcó tras las vacaciones de verano en una campaña para, con el respaldo del gran empresariado, vender en el exterior la marca España y, de paso, la suya propia, tan necesitada de un alicatado hasta el techo. De modo que en septiembre no se le ocurrió cosa mejor que encerrarse una mañana con la redacción del New York Times(NYT). Aquello resultó una encerrona que obligó al Monarca a batirse en retirada ante las agresivas preguntas de los periodistas sobre sus dineros y sus relaciones con Corinna. La respuesta del NYT apareció en la edición del 28 de septiembre: “Al revés que otros Monarcas europeos, Juan Carlos llegó al trono tras la muerte del dictador Franco con lo puesto, y ha trabajado duro para generar su propia fortuna al margen de la asignación anual que le otorgan los PGE. (…) El Rey es valorado en los círculos empresariales como una especie de deal maker o embajador económico de España, pero la forma en que ha amasado su gran patrimonio personal sigue siendo un misterio. La fortuna de la familia real española se estima en más de 2.300 millones de dólares…”.
      Aunque los lectores de El Negocio de la Libertad saben, en parte, desde el año 1998 cómo se amasó esa fortuna, por primera vez un medio de referencia le ponía cifras concretas, hasta el momento no desmentidas. Para rematar la faena, el diario de la progresía neoyorquina publicaba días después un atroz reportaje sobre nuestro país (“La austeridad y el hambre en España”) donde, entre otras perlas, aparecía gente removiendo contenedores de basura en busca de comida. La imagen de España a tomar viento. Como si, en súbita conjura, los hados hubieran decidido vengarse al fin de quien, frustrando tantas expectativas, consagró su vida en el altar del hedonismo a la búsqueda del placer y la acumulación de dinero, todo parece haberle salido mal al Monarca en los últimos 18 meses, empezando por el grave deterioro de su salud, traducido en una movilidad anormalmente restringida para su edad, y terminando por un problema político de primera magnitud como es el intento secesionista de los nacionalismos del País Vasco y, sobre todo, de Cataluña.
      ¿La Historia se repite? De Felipe V a Juan Carlos I
      La política del avestruz y paños calientes seguida al respecto durante años por la Casa Real y los grupos de poder que sostienen al régimen ha derivado en el callejón sin salida al que hoy se enfrenta España, Cataluña incluida, por culpa del aventurerismo deArtur Mas. La desazón que ahora embarga a las elites españolas ante lo que está ocurriendo está más que justificada, en tanto en cuanto viene a certificar el fracaso de la Transición en su intento de hacer realidad esa “tercera España” de concordia acorde con el famoso “espíritu”, mediante el establecimiento de una democracia digna de tal nombre, no carcomida por las termitas de una corrupción galopante como la actual. La decisión de CiU de caminar hacia el Estado propio marca el fin de una época y el inicio de una nueva era cargada de incertidumbres. Si con los Decretos de Nueva Planta, Felipe V, primer rey de la Casa Borbón, puso en marcha el intento de centralización del Estado español, muy bien pudiera ser ahora que a su descendiente, Juan Carlos I, le tocara presidir la disgregación del mismo.
      La desazón que embarga a las elites españolas ante lo que está ocurriendo está más que justificada
      Pretender, ante la arboladura de los problemas aquí apuntados, aventar la tormenta que se avecina con una campaña de imagen pactada con los grandes grupos de comunicación se antoja un intento tan fatuo como infantil. De nuevo los españoles intentando salvar a la Monarquía de sí misma. La entrevista del viernes conducida por Jesús Hermida resultó un fiel retrato de ese final de época. Tanto su formato como, sobre todo, su contenido, certifican el estado de opinión de las encuestas sociológicas, con la imagen de un Rey prematuramente avejentado y al frente de un régimen agotado que ha perdido del todo el apoyo de las jóvenes generaciones. La encuesta publicada por El Mundo el pasado jueves así parece certificarlo: la Monarquía solo contaría ya con el respaldo del 54% de los ciudadanos. La imagen más deteriorada es la del Rey, solo valorado positivamente por el 50,1% (62,3% en el caso del Príncipe). Los españoles, en cambio, están divididos en cuanto a una posible abdicación: el 45% es partidario, mientras el 40% la rechaza.
      Un estado de opinión, en suma, que parece querer dar la razón a quienes, casi desde las catacumbas, vienen reclamando como imprescindible la apertura de un nuevo proceso constituyente capaz de redefinir el futuro de España. Como ya se dijo en estas páginas meses atrás, la realidad parece empeñada en demostrarnos que la Monarquía juancarlista ya no es la solución de nada, sino una parte importante de los problemas de España. Cualquier persona inteligente podría deducir de lo dicho que las elites políticas y financieras patrias solo aguardan un cambio de tendencia económica para proceder a colocar en el trono al Príncipe Felipe, una persona preparada que no parece estar contaminada por los vicios y escándalos del padre. No lo harán, sin embargo, por miedo a poner en riesgo el edificio institucional que, con el Rey cual guinda del pastel, tan pingües beneficios les ha dado (alguien hablaba ayer mismo, tras lo de Rodrigo Rato en Telefónica, de “bunkerización de la corrupción al máximo nivel”). Ese será el último y definitivo error de quienes más obligados están a afrontar con racionalidad y sentido democrático el porvenir constitucional del país. Son los mismos que siguen empeñados en la utilización del Monarca como intermediario en toda clase de negocios internacionales. Con esta clase dirigente, parece evidente que el futuro de España es una incógnita.

      Acerca de admin

      Me llamo Julián Flores, soy consultor de seguridad como tambien Director de Seguridad habilitado por el Ministerio de Interior y profesor acreditado por la Dirección general de la Policia y la Dirección General de la Guardia Civil para impartir formación en Centros Habilitados de Seguridad Privada de formación de personal de seguridad privada, como experto univesitario en Dirección de Seguridad Integral. Con estudios de Economia y Relaciones Laborales.Me interesa el mundo de las empresas de seguridad, de los recursos humanos y de la mejora en la dirección de equipos de trabajo.

       Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos

      CNI Estas dos perspectivas implican la necesidad de alcanzar un equilibrio, de lograr un punto de encuentro entre el derecho a conocer de los ciudadanos, el deseo de saber de los profesionales de los medios de comunicación social y la necesidad de reserva que se deriva de las especiales responsabilidades y misiones de la Inteligencia.

      Introducción al CNI

      En las sociedades democráticas, la transparencia de las instituciones es un principio básico de las administraciones públicas.
      Sin embargo, tanto por la naturaleza de la información que obtiene un Servicio y por los métodos que emplea para obtenerla, como por el contenido de sus evaluaciones y análisis, un porcentaje muy elevado de los asuntos que trata deben permanecer protegidos por el secreto. Un secreto que no debe ser entendido como un método de encubrir actuaciones ocultas, sino como una forma de asegurar que determinadas fuentes, materias, identidades, hechos o decisiones no sean conocidas por quienes podrían valerse de esa información para actuar contra los intereses del Estado. Un secreto, en suma, que sólo pretende contribuir a mantener la seguridad nacional.
      Estas dos perspectivas implican la necesidad de alcanzar un equilibrio, de lograr un punto de encuentro entre el derecho a conocer de los ciudadanos, el deseo de saber de los profesionales de los medios de comunicación social y la necesidad de reserva que se deriva de las especiales responsabilidades y misiones de la Inteligencia. Los siguientes apartados pretenden resolver esta cuestión.

      SRA. DOÑA BEATRIZ MÉNDEZ DE VIGO MONTOJO En 2002, ya en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), fue nombrada jefe del Departamento de Relaciones con Servicios de Inteligencia y, más tarde, ocupó otros cargos en la División de Contrainteligencia del CNI.

      Biografía

      SRA. DOÑA BEATRIZ MÉNDEZ DE VIGO MONTOJO
      Nacida en 1958, es Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.
      En 1983 ingresó en el Centro Superior de Información de la Defensa (CESID), donde prestó servicios como analista en la División de Inteligencia Exterior y trabajó en el Área de Relaciones con Servicios de Inteligencia de Europa, cuya jefatura también desempeñó.
      En 2002, ya en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), fue nombrada jefe del Departamento de Relaciones con Servicios de Inteligencia y, más tarde, ocupó otros cargos en la División de Contrainteligencia del CNI.
      Desde 2011 era representante del CNI ante los Servicios de Inteligencia de la República Federal de Alemania.

      Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos

      Félix Sanz Roldán, ha inaugurado las VI Jornadas STIC CCN-CERT, las cuales se han centrado en la seguridad electrónica y de las comunicaciones, y en la defensa contra los ciberataques y el robo de información sensible

      Actualidad del SED

      El secretario de Estado director del CNI, Félix Sanz Roldán, inaugura las VI Jornadas STIC CCN-CERT
      El secretario de Estado director del CNI, Félix Sanz Roldán, inaugura las VI Jornadas STIC CCN-CERT
      De izquierda a derecha, D. Jaime Sánchez Revenga y D. Félix Sanz Roldán.
      Madrid 11 de diciembre de 2012. El secretario de Estado director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, ha inaugurado las VI Jornadas STIC CCN-CERT, las cuales se han centrado en la seguridad electrónica y de las comunicaciones, y en la defensa contra los ciberataques y el robo de información sensible, particularmente en los dirigidos contra la Administración Pública y las empresas españolas en sectores estratégicos.

       Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos