Archivo por días: 26 enero, 2013

El propio Glosario de Inteligencia define este concepto como “el producto que resulta de la evaluación, la integración, el análisis y la interpretación de la información reunida por un servicio de inteligencia“. Fuente:Jose Mª Blasco

PARA QUÉ SIRVE UN ANALISTA DE INTELIGENCIA?

Deja un comentario

14 de noviembre de 2012 por directoresdeseguridad

PARA QUÉ SIRVE UN ANALISTA DE INTELIGENCIA?

Esta es una gran pregunta, que he tenido que responder en distintos ámbitos, en repetidas ocasiones, a lo largo de la semana.
Partimos de algunas cuestiones que son en parte limitativas a la hora de presentar los posibles servicios de un analista. Una de ellas es el propio concepto de “Inteligencia”, históricamente ligado a los servicios de inteligencia. El propio Glosario de Inteligenciadefine este concepto como “el producto que resulta de la evaluación, la integración, el análisis y la interpretación de la información reunida por un servicio de inteligencia. Visión tradicional que se va desmoronando poco a poco mediante la incorporación del concepto a ámbitos de la empresa. Otras limitaciones derivan del mismo uso peyorativo que asocia esa posible función a lo secreto, al espionaje, y …al vodka con martini “shaken, not stirred”.
Pero también es habitual encontrar el concepto inteligencia, por obra y gracia de Goleman (bueno, y de otros previos que no lo supieron vender tanto) ligado al adjetivo “emocional”. Hasta aquí llega la cultura popular y general sobre lo que sería inteligencia, además de su calificación como una posible destacable cualidad del intelecto.
El  Glosario de Inteligencia citado incurre en una contradicción al señalar que un Analista de Inteligencia es “un especialista en la valoración, la integración, el análisis y la interpretación de información para su conversión en conocimiento”. En puridad, debería haber añadido “…para su conversión en conocimiento en/para un servicio de inteligencia”. La limitación señalada en la definición de Inteligencia no se traslada a la definición del Analista de Inteligencia.
Evidentemente me quedo con la opción más abierta. Profesores y expertos del ámbito académico señalan, y personalmente estoy de acuerdo, que la inteligencia tiene múltiples caras, entre ellas su consideración como una disciplina específica, con su metodología, sus técnicas, sus herramientas. Otras dos caras han sido ya enunciadas, la que asocia el concepto a los servicios de inteligencia, y la inteligencia como un producto (en general materializada en un informe orientado a un fin). Otra dimensión sería la inteligencia como un proceso, que se basa en un discutible ciclo de inteligencia (flexible y adaptable a las condiciones de cada unidad de análisis y las necesidades y objetivos de la misma).
En definitiva, la inteligencia sería un proceso de obtención, gestión y análisis de la información que tiene como objetivo generar conocimiento para apoyar la toma de decisiones. Es en ese apoyo a la toma de decisiones, y a la solución de problemas, donde tiene valor y ello es a su vez lo que caracteriza la función del analista. En este sentido es un proceso especializado de gestión del conocimiento.
Para lograr ese apoyo a la toma de decisiones, a la solución de problemas, en un mundo que cambia a velocidad de vértigo, donde nada es lo que parece, en el cual los procesos de desinformación y manipulación son continuos, y donde la disponibilidad de información oportuna en tiempo y lugar se traduce en millones de dólares,…es preciso contar con especialistas que aúnen una formación general de base, unos conocimientos específicos sobre la gestión de la información, y unas habilidades que en muchos casos son entrenables. Ya hemos comentado bastante estos temas en este blog, y seguiremos insistiendo en esa línea. Porque lo que aporta valor no es la información, tenemos toneladas, sino el proceso al que se somete mediante el conocimiento y experiencia de un analista. Ni siquiera la tecnología garantiza el producto inteligente.
Un analista de inteligencia, por tanto, debe tener conocimientos en todo ese proceso de gestión del conocimiento o ciclo de inteligencia. Una metodología. Unas técnicas. Unas herramientas. Pero ello por sí mismo no garantiza la calidad del producto. Es  preciso disponer de unas habilidades de pensamiento (crítico, lógico, sistémico, práctico, creativo,..), de comunicación (sobre todo escrita, pero también verbal, empatía), otras psicolaborales (asertividad, seguridad, gestión del tiempo, inteligencia emocional), y otras ligadas a la captación de la información (memoria, percepción, escucha activa, concentración). Dejamos a un lado la cuestión, importante sin duda, de las actitudes. Al igual que otras cuestiones formativas como conocimiento informático, idiomas, etc.
¿Y con ésto que hacemos? Voy a señalar algunas posibles utilidades de un Analista:
– En la Administración Pública: Gabinetes, asesores, unidades de gestión estratégica, órganos de coordinación, centros de estudios, centros de documentación, centros de análisis, centros de prospectiva, unidades de gestión de crisis, unidades de inteligencia policial (un día abordaré la caída del muro que separa/separaba la actividad de la inteligencia clásica de la acción policial en servicios de información), observatorios. En todo caso, siempre que sea preciso apoyar a la toma de decisiones.
– En el ámbito de la empresa: unidades de inteligencia (pongamos el nombre que queramos), departamentos de comunicación (por ejemplo para gestión de crisis informativa, o para la comunicación on-line en un nivel más avanzado y diferente a la figura del community manager), departamentos de marketing (estudio de mercados), departamentos de gestión estratégica, unidades o grupos de staff o asesoramiento, departamentos jurídicos (aprovechamiento de las oportunidades o agujeros existentes en la normativa), estudios de benchmarking, departamentos de análisis y estudios, unidades de prospectiva, departamentos de seguridad, empresas de seguridad privada (protección de personas, de instalaciones, de operaciones civiles, de ONG´s,..detectives,…), empresas de inteligencia.
Una característica: transversalidad, aunque siempre apoyada por la formación de origen del analista (entendemos la formación en analista como unos estudios de postgrado, no asociados a una titulación definida de origen). Y generalista en su visión, aunque su función pueda ser especializada
Una profesión no demasiado conocida, quizás tampoco demasiado valorada, y que precisa ir perfilándose y definiendo su espacio.

Share this:

PARA QUÉ SIRVE UN ANALISTA DE INTELIGENCIA?

Compártelo:

Me gusta:

One blogger likes this.
  • jose antonio perez stuart

La hemeroteca constituye una fuente inagotable de recursos para refrescar la corta memoria ciudadana. Ya lo han comprobado ustedes: entre todos declararon (y se retrataron) y el empleo se nos esfumó. Este es el resultado final de un quinquenio prodigioso:

Video informativo: Internacionalización, liderazgo y seguridad de Empresas. Julian Flores Garcia

Dejar un comentario

30 abril, 2013 por Julián Flores Garcia

Enlace Video informativo : http://goo.gl/7UfJs

Compártelo:

Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:
http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos

Entre todos declararon y el empleo se esfumó

Escrito por: Sebastián Puig el 26 Ene 2013 – URL Permanente

España ha llegado a la frontera impensable de los seis millones de parados. Una cifra que si alguien la hubiera aventurado un lustro antes, habría sido tachado de apocalíptico-antipatriota-catastrofista y casi de tarado mental. Pero aquí estamos, y eso que el dato de la EPA no ha sido peor debido a la gran repatriación de inmigrantes ocurrida en los últimos meses. Aparte de nuestro fracaso como país para solucionar este mal endémico, lo más surrealista, a la par que significativo, ha sido la interminable cadena de declaraciones públicas que los sucesivos responsables de empleo han desplegado durante estos años para difuminar la imparable degradación laboral española. Merece la pena hacer un recorrido por esta feria de circunloquios y componendas verbales (interesantes también algunos comentarios de la oposición del momento):

02/07/2008: «Trabajo cree que el paro es más coyuntural que estructural y prevé cerrar 2008 con más afiliados
02/10/2008: «Corbacho no valora el dato del paro porque no tiene ‘todos los detalles’. Rajoy ha reprochado al Gobierno ‘que no haga una política económica que apueste por la inversión productiva’ y ha recomendado al Ejecutivo ‘que baje los impuestos para las pequeñas y medianas empresas’
29/11/2008: «Corbacho augura que el paro subirá hasta el 12,5 por ciento en el primer trimestre de 2009. En marzo, dice, se revertirá la tendencia
11701/2009: «El paro no llegará a cuatro millones, según Corbacho . Según dijo, en línea con el mensaje que viene lanzando el Gobierno, la luz al final de túnel se atisbará al final de la segunda mitad de este año
16/06/2009: «La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, prevé que las cifras del paro del mes de junio volverán a dar un respiro a la economía . ‘Es muy previsible que los datos sigan constatando el impacto de las medidas del Gobierno y de los gobiernos autonómicos contra la crisis’, asegura.»
24/09/2009: «Corbacho admite que el paro crecerá a un ritmo superior que en años previos a la crisis. Apuntó que ‘probablemente el incremento en el número de parados registrados pueda ser superior al que se produce habitualmente por razones estacionales’, debido al ‘contexto actual de crisis económica’. Sin embargo, el ministro hizo hincapié en que este crecimiento del desempleo no significará un empeoramiento de la situación económica y laboral, sino que se producirá debido a que son meses con ‘particularidades productivas estacionales’.»
27/04/2010: «Zapatero dice que la tasa de paro ‘ha tocado techo’ y que bajará desde abril. Zapatero ha dado por hecho que la economía española ha salido ya de la recesión en este primer trimestre por lo que a partir de ahora, según su tesis, la sangría del desempleo empezará a refrenarse. ‘Siempre hemos tenido en la democracia el doble de paro de la media europea’, defendió Zapatero entre los pitos de la oposición. ‘En verdad, con nosotros llegó al (mínimo) del 8%’, añadió.»
02/07/2010: «Corbacho afirma que el descenso del paro de junio es el ‘mejor’ desde hace 13 años. Ha explicado que la economía está registrando una evolución ‘positiva’ pero el crecimiento ‘todavía es muy débil como para decir que todos los meses serán positivos, pero podemos decir que lo peor de la crisis ya lo hemos dejado atrás, por suerte'».

03/11/2010: «Valeriano Gómez: ‘Progresivamente se alcanzará el equilibrio en el mercado laboral.’ Gómez esgrimió que octubre suele ser un mes ‘tradicionalmente malo’ para el empleo, tal y como arroja la serie de los últimos 10 años, y recurrió a los dos últimos años, cuando en el mismo mes el paro creció en 98.000 personas en 2008 y en 192.000 parados en 2009. Mariano Rajoy ve ‘terribles’ los últimos datos del paro. Asegura que es ‘el problema de verdad’ que tiene España y dice que hay que trazar un plan a cuatro años, con medidas como reducir el gasto de las administraciones y ayudas a pymes y autónomos. Nada de ‘gobernar a base de improvisaciones’, para después conseguir los apoyos necesarios en las Cortes para sacar el plan adelante y poder cumplirlo, añade.»
11/05/2011: «Valeriano Gómez asegura que en abril se recuperó ‘todo’ el empleo perdido en el primer trimestre. ‘Con poquito crecimiento económico estamos empezando a crear empleo’, se congratuló. Además, Gómez rebajó al 16% la pérdida de empleo indefinido durante la actual crisis, frente al 94% que significó en la crisis de los noventa, al tiempo que insistió en que cuatro de cada cinco desempleados proceden de la burbuja inmobiliaria.»
29/08/2011: «Valeriano Gómez avanza que el paro subió en agosto, pero menos que en 2010. El titular de Trabajo ha señalado que ‘seguramente’ este año el comportamiento ha sido ‘mejor’ que en 2010. Es decir, que el crecimiento del desempleo será menor este 2011 que hace un año, cuando aumentó en 61.083 personas. En 2009 el octavo mes del año dejó casi 85.000 parados más. Gómez ha afirmado que este cambio en la tendencia del mes, que ha provocado que ahora se pierdan puestos de trabajo, se explica por ‘ciertas prácticas empresariales’ que rescinden los contratos en este mes para que ‘el servicio público se haga cargo de las vacaciones’. No obstante, ha asegurado que este tipo de prácticas ‘cada vez están más perseguidas’.»
7/09/2011: «El PP aspira a crear 3,5 millones de empleos y un millón de empresarios. Así lo ha explicado en rueda de prensa el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, quien ha subrayado que los ‘asuntos prioritarios’ de su partido son la creación de puestos de trabajo y la economía. ‘Y ya no hay más asuntos prioritarios porque todos los demás dependen de estos dos’, ha indicado. González Pons ha señalado que ‘España necesita reorganizar su sistema fiscal para que se redistribuya la carga y se fomente la competitividad y el crecimiento económico’, lo cual permite, a su juicio, la creación de puestos de trabajo. El dirigente ‘popular’ ha definido al PP como un partido ‘experto en solucionar crisis’ porque su ‘especialidad es crear puestos de trabajo’, y ha puesto como aval la gestión de gobierno realizada entre 1996 y 2004. Por ello, ha indicado que la campaña electoral estará centrada en explicar cuáles son las medidas que el PP propone para crear empleo y recordar las aplicadas durante esos años porque es lo que va a volver a hacer.»
3/11/2011: Valeriano Gómez considera ‘malo sin paliativos’ el dato del paro. Apunta que las medidas estructurales sobre la reforma laboral y las políticas activas de empleo no son suficientes para crear empleo y pide a la Unión Europea que adopte medidas de estímulo fiscal y baje los tipos de interés para propiciar una fase ecónomica expansiva.»
13/01/2012: «Valeriano Gómez, en su último día en el cargo, adjudicó 152 millones en subvenciones del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepes) para fomento y promoción del empleo. Los grandes beneficiados, la Diputación de Cádiz (por la que Alfredo Pérez Rubalcaba fue candidato en 2008 y este año acudía Manuel Chaves), CC.OO. y UGT.»

8/03/2012: «Fátima Báñez asegura que la reforma no convertirá el despido en ‘fácil’ sino en ‘causal’. La ministra de Empleo ha destacado que la reforma laboral es ‘completa y equilibrada’, piensa en el ‘interés general’ y pretende contribuir en el corto plazo a frenar la ‘sangría’ del desempleo
4/06/2012: «La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, destacó este lunes que la caída del paro durante el pasado mes de mayo es ‘una luz en esta crisis y en este túnel porque estamos en un escenario de recaída económica en este año 2012’. Durante su intervención en la presentación del libro ‘España Siglo XXI. En clave del capital humano’, Báñez destacó que se trata del segundo mes consecutivo en que desciende el paro y el tercero en el que sube la afiliación a la Seguridad Social
3/07/2012: «La bajada del paro en junio es para Báñez «un buen dato con prudencia». Durante la entrega de los premios EmprendeGO, Báñez ha destacado que es ‘el mejor dato de toda la serie histórica’, pero se produce en un contexto de recesión económica. Báñez ha afirmado que en la mejora de los datos del paro están impactando positivamente las medidas que ha emprendido el Gobierno, entre las que ha mencionado el plan de pago a proveedores y la reforma financiera.»
4/12/2012: «Fátima Báñez admite que el paro de noviembre es ‘sin duda un mal dato’. ‘Aún habiendo tomado decisiones adecuadas y requerido enormes esfuerzos a los ciudadanos, la recesión sigue teniendo consecuencias dolorosas para todos los españoles‘, ha recalcado la ministra en su presentación del comisario europeo de Empleo, Laszlo Andor, en el Fórum Europa.»
25/01/2013: «Fátima Báñez: ‘la reforma laboral está frenando la destrucción de empleo‘. Ha sostenido que el principal objetivo de la reforma laboral en 2012 era ‘frenar el ritmo de destrucción de empleo’ y que, pese a los malos datos de paro, una vez finalizado su primer año de vigencia, se está logrando. ‘Mes a mes está siendo una realidad’, ha dicho, para añadir que ‘lo que no puede hacer ninguna reforma laboral es pretender crear empleo en una recesión como ésta’. En cifras, Báñez ha explicado que la economía española destruía empleo a un ritmo del 12% antes de la reforma laboral y que ahora lo hace a una tasa del 9%, gracias, entre otras cosas, a que ahora el 84% de las decisiones colectivas se refieren a medidas de flexibilidad encaminadas a evitar despidos. Además, ha asegurado que tras un año de vigencia de la reforma laboral la economía arroja 400 despidos menos al día que en los años anteriores de la crisis desde 2008, y ha enfatizado que, si en los años anteriores de la crisis se destruyeron 625.000 empleos por cuenta propia, el año 2012 ha sido el primero en el que ha aumentado el empleo autónomo.»
La hemeroteca constituye una fuente inagotable de recursos para refrescar la corta memoria ciudadana. Ya lo han comprobado ustedes: entre todos declararon (y se retrataron) y el empleo se nos esfumó. Este es el resultado final de un quinquenio prodigioso:

Situación análoga no tanto a la de Afganistán o Somalia como a la de las áreas tribales situadas en el noroeste de Pakistán.

Está pasando
LA CUARTA PÁGINA

Norte de Malí: nuestro patio

La amenaza terrorista en ese escenario es cada vez más peligrosa y, salvo Francia, ningún otro país europeo recibe tantas y tan hostiles menciones en los comunicados de Al Qaeda en el Magreb Islámico como España

EULOGIA MERLE
España tiene las fronteras más próximas a Malí de cuantos Estados forman parte de la Unión Europea. También es el más cercano a Argelia. En este país magrebí se encuentra la base originaria de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Al sur, en la demarcación saheliana de aquel otro país, es donde esta organización yihadista, una de las extensiones territoriales de Al Qaeda, hace años que venía disponiendo de algunos enclaves a modo de santuario. Pero desde la pasada primavera, en estrecha y eficaz coordinación con dos entidades de su misma orientación ideológica —su escisión, el denominado Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUYAO), y Ansar al Din— ha conseguido instaurar un verdadero condominio yihadista en prácticamente todo el norte de Malí. Situación análoga no tanto a la de Afganistán o Somalia como a la de las áreas tribales situadas en el noroeste de Pakistán.
Ese condominio es un foco de terrorismo que se proyecta ante todo sobre la población local, mayoritariamente musulmana y sufí, que padece el control social impuesto por miles de fanáticos muy bien armados. También es un foco de amenaza para el conjunto de la fracturada Malí. No en vano, la intervención militar francesa se precipitó, a petición de las autoridades malienses, cuando AQMI y sus aliados iniciaban una ofensiva hacia Bamako. Supone igualmente un foco de amenaza a la estabilidad de otros países situados entre el Magreb y el Golfo de Guinea —como evidencia el asalto a la planta gasística de Tigantourine—, ampliado con el estrechamiento de relaciones entre las tres organizaciones mencionadas y la nigeriana Boko Haram. Además, constituye un foco de amenaza para Europa occidental, en especial para Francia pero asimismo para otras naciones como España.
La proximidad geográfica a dicho foco de actividad terrorista es fundamental a la hora de valorar sus implicaciones para nuestro país, pues favorece el tránsito de personas de una a otra orilla del Mediterráneo y con ello las posibilidades de que yihadistas activos en el Magreb o el Sahel penetren en suelo español. Pero no es el único factor a considerar. Si prestamos atención a los pronunciamientos de AQMI o Ansar al Din, hallamos también razones para afirmar que España se encuentra afectada por la situación del norte de Malí y no solo en el espacio circundante, donde nuestros ciudadanos e intereses ya lo han sufrido y son blanco de los terroristas desde hace tiempo. Por otra parte, es oportuno recordar que los grupos o las organizaciones yihadistas de matriz norteafricana en general y argelina en particular han mantenido una importante presencia en el territorio español desde mediados los noventa.
Para los dirigentes de AQMI, así como para los de Al Qaeda Central —que ahora parece contar con una partida sahariana a sus órdenes, cuyas actuaciones no se ajustarían a las de aquella extensión territorial—, enemigos declarados son “judíos, cristianos y apóstatas”. Su discurso sobre España justifica la violencia con el fin de recuperar Al Ándalus como parte de un nuevo Califato y nos señala agresivamente con Ceuta y Melilla. Ya en enero de 2007, poco antes de que el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), tras unirse con Al Qaeda, se convirtiera en AQMI, emitió un comunicado en el cual se leía: “Abrazamos la yihad para cumplir con un precepto divino ineludible que se nos impuso desde la caída de Al Ándalus”. En abril, AQMI difundía otro mensaje: “No envainaremos nuestra espada ni tendremos una vida dichosa hasta que nuestros pies purificados pisen sobre el usurpado Al Ándalus”.
Dos meses antes, el actual emir de Al Qaeda, entonces segundo en su jerarquía, Ayman al Zawahiri, había exhortado así a los integrantes de su extensión norteafricana: “Pido que Alá os conceda el favor de pisar pronto con vuestros pies purificados sobre el usurpado Al Ándalus”. En septiembre del mismo año, les insistía en que “recuperar Al Ándalus es una obligación para la umma en general y para vosotros en particular” y en que dicho objetivo “no se puede alcanzar sin antes expulsar del Magreb islámico a los hijos de Francia y España”. Desde octubre de 2009, la productora de medios de AQMI se conoce con el nombre de “Al Ándalus”. Ansar al Din, su entidad asociada en el condominio yihadista del norte de Mali, proclamaba en mayo de 2012 el objetivo de “restaurar Al Ándalus” y su ambición de “liberar” Granada, Sevilla, Córdoba y Valencia, “ciudades que fueron gobernadas por los musulmanes”.
El condominio yihadista en el territorio africano proclama el objetivo de “restaurar Al Ándalus”

Zawahiri, que en diciembre de 2006 había comparado “la ocupación de Ceuta y Melilla por España” con la “de Chechenia y el Caúcaso musulmán por Rusia” o la “del Turquestán oriental por China”, llamaba en abril de 2007 a “recuperar Ceuta y Melilla, limpiándolas de la impureza de los españoles”. Es elocuente que, días después, el líder de AQMI, Abdelmalek Droukdel, se hacía eco literal e instaba por su parte a “recuperar Ceuta y Melilla, limpiándolas de la impureza de los españoles”. Al igual que las menciones agresivas acerca de Al Ándalus, estas alusiones, que presentan a ambas ciudades como ocupadas por España, se suceden con una frecuencia creciente en la narrativa de esta organización terrorista y de otras entidades norteafricanas de similar orientación yihadista. Salvo Francia, ningún otro país europeo recibe tantas y tan hostiles menciones en los comunicados de AQMI como España.
AQMI surgió en 2007 a partir del GSPC argelino y este a su vez en 1998 del Grupo Islámico Armado (GIA), formado asimismo en Argelia en 1992. Aunque aquella primera ha ido incorporando miembros procedentes de distintos países del Magreb y del Sahel a medida que su ámbito operativo se extendía, absorbiendo activistas anteriormente vinculados a los desaparecidos Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) o Grupo Islámico Combatiente Libio (GICL) y reclutando transnacionalmente otros nuevos, el directorio de la organización y quienes la integran siguen siendo, salvo en unidades específicas, predominantemente argelinos. Como precisamente argelinos son casi una tercera parte de los individuos condenados en España por actividades relacionadas con el terrorismo yihadista desde mediados de los noventa.

Acorde con la amenaza debe ser la implicación de nuestro país en los esfuerzos para erradicarla

El primer detenido en nuestro país por delitos de esa naturaleza, en Barcelona en 1995, era miembro del GIA. La primera célula yihadista desmantelada, en Valencia en 1997, pertenecía al GIA. Uno de sus integrantes, excarcelado en 2002 por error judicial, estuvo entre los siete suicidas de Leganés. A esa organización ha pertenecido el 16% de los individuos de origen norteafricano condenados en España por actividades de terrorismo yihadista, mientras que otro 20% estaba vinculado con el GSPC. A ellos debe añadirse, por su común ámbito de procedencia, buena parte de los yihadistas condenados por el 11-M, en cuya red estaba imbricado el GICM. Desde hace seis años, hay individuos captados en España que han sido entrenados por AQMI en el norte de Mali y cuyo número cabe esperar se haya incrementado desde que en la zona existe un condominio yihadista .
Los individuos y las células o redes yihadistas de origen norteafricano en general y argelino en particular que se han desenvuelto en España a lo largo de los últimas dos décadas desarrollaban actividades muy diversas, desde la movilización de recursos económicos y humanos hasta la planificación y preparación de atentados. En conjunto, ponen de manifiesto la continuada presencia en el territorio español de grupos y organizaciones cuya evolución ha dado lugar al entramado terrorista subyacente al condominio yihadista del norte de Mali, proyectándose hacia el África subsahariana pero sin abandonar su base histórica en Argelia. Cabe entender los avatares de la amenaza terrorista en ese escenario como algo que ocurre no tanto en nuestro patio trasero como en nuestro propio patio. Acorde, pues, debe ser la implicación española en los esfuerzos internacionales para contenerla y erradicarla.

Fernando Reinares es investigador principal de terrorismo internacional en el Real Instituto Elcano y catedrático de Ciencia Política y Estudios de Seguridad en la Universidad Rey Juan Carlos. Carola García-Calvo es ayudante de investigación en el Real Instituto Elcano y coordinadora del máster en Estudios sobre Terrorismo de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

Sin dificultad, las tropas francesas y malienses continúan avanzando hacia el norte del país mientras los islamistas empiezan a abandonar las ciudades más importantes. Al tomar la localidad de Hombori, situada 200 kilómetros al oeste de Gao

Las tropas avanzan hacia el norte de Malí

La ONU pide ayuda urgente para los 400.000 refugiados de la guerra

Soldados de Chad forman ante sus vehículos blindados en Niamey (capital de Níger), a la espera de su traslado a Malí. / BOUREIMA HAMA (AFP)
Sin dificultad, las tropas francesas y malienses continúan avanzando hacia el norte del país mientras los islamistas empiezan a abandonar las ciudades más importantes. Al tomar la localidad de Hombori, situada 200 kilómetros al oeste de Gao, aún en manos de los fundamentalistas, los militares gubernamentales no encontraron rastro del enemigo, dijeron testigos y fuentes oficiales. La aviación ha golpeado Gao desde que empezó la operación armada y París cuenta con que en la ofensiva de la infantería contra una de las principales ciudades del norte colaboren soldados de Chad y Nigeria. Para entorpecer ese avance desde Níger, grupos de islamistas dinamitaron este viernes un puente en Tassiga.
Tras un año de conflicto y dos semanas de guerra en Malí, más de 400.000 personas se han visto forzadas a dejar sus casas y a buscar refugio en otros lugares. ACNUR, la oficina de la ONU encargada de los refugiados, reclamó ayuda urgente y afirmó que hay 240.000 desplazados en el interior (50.000 de ellos en Bamako) y 150.000 en países del Sahel (Níger, Burkina Faso, Mauritania), una de las zonas más pobres del mundo. Los desplazados que cruzan las fronteras denuncian el secuestro de niños para alistarlos en las filas rebeldes y la confiscación de vehículos, lo que obliga a los refugiados a recorrer grandes distancias a pie o en burro.
ACNUR reclamó a los países ricos que asistan a los Estados vecinos de Malí, afectados por la sequía y la hambruna, para que puedan hacer frente a “la llegada continuada de miles de refugiados aterrorizados, traumatizados y desamparados, en su mayoría mujeres y niños”. Según la portavoz de ACNUR Melissa Fleming, la agencia pidió el año pasado 94,9 millones de euros para sus operaciones en Malí, pero solo ha recibido el 60% de esta cantidad.
Fleming afirmó que las personas que huyen del norte ofrecen “relatos preocupantes de atrocidades cometidas por los rebeldes vinculados a Al Qaeda”. Un vecino de Gao relató que los rebeldes se apoderaron de las medicinas del hospital y que vio cómo una mujer era ejecutada por no mostrar lo que llevaba en su bolso. Entre las razones que esgrimen los refugiados para huir, en especial los tuaregs y los árabes, está el miedo a “ser confundidos” con los rebeldes, así como la presencia de “bandidos y milicias de otros grupos étnicos”, dijo ACNUR.
Pero las tropas regulares también han perpetrado crímenes. O así lo cree el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que ha enviado una carta a los 15 miembros del Consejo de Seguridad en la que expresa sus dudas sobre el respeto de los derechos humanos en el Ejército maliense.

Petición de ayuda africana para el despliegue

El Consejo de Paz y Seguridad (CPS) de la Unión Africana (UA) ha pedido este viernes en un comunicado que se revise el «concepto operativo» de la Misión Internacional de Apoyo a Malí (MISMA, en sus siglas francesas) para aumentar sus efectivos. El CPS ha dado una semana a los Estados miembros de la UA deseosos de contribuir a la MISMA para que se manifiesten, informa France Presse.
Asimismo, el CPS solicitará al Consejo de Seguridad de la ONU que proporcione ayuda logística «temporal» para acelerar el despliegue de la fuerza africana en Malí, según el citado comunicado. El apoyo logístico necesario se realizaría mediante «una asistencia temporal a cargo del presupuesto de las operaciones de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas», explicó el comisario de Paz y Seguridad de la UA, Ramtane Lamamra.

Carlos Echeverría La vigencia del terrorismo de al Qaida en las tierras del Magreb

El presente artículo describe cómo Al Qaida en las Tierras del Magreb Islámico (AQMI) se ha transformado en los últimos años en una de las franquicias más dinámicas y productivas en términos terroristas de Al Qaida ‘Central’. Aprovechando las ventajas comparativas que ha encontrado en la franja del Sahel, AQMI es, en el otoño de 2012, uno de los actores responsables del deterioro de la situación en la región

Publicado el 26 enero, 2013 por admin

LA VIGENCIA DEL TERRORISMO DE AL QAIDA EN LAS TIERRAS DEL MAGREB ISLÁMICO (AQMI): EJEMPLO DE SUPERVIVENCIA Y DE ADAPTABILIDAD

Publicado el 26/01/2013 por admin

Carlos Echeverría .Profesor de Relaciones Internacionales de la UNED

LA VIGENCIA DEL TERRORISMO DE AL QAIDA EN LAS TIERRAS DEL MAGREB ISLÁMICO (AQMI): EJEMPLO DE SUPERVIVENCIA Y DE ADAPTABILIDAD
El presente artículo describe cómo Al Qaida en las Tierras del Magreb Islámico (AQMI) se ha transformado en los últimos años en una de las franquicias más dinámicas y productivas en términos terroristas de Al Qaida ‘Central’. Aprovechando las ventajas comparativas que ha encontrado en la franja del Sahel, AQMI es, en el otoño de 2012, uno de los actores responsables del deterioro de la situación en la región. Su proyección geográfica, su activismo terrorista en términos de atentados, su hábil gestión de la propaganda y su notable actividad en el frente financiero del terrorismo atestiguan su importancia. Su peso estratégico en el norte de Malí y sus vínculos de todo tipo con el también dinámico grupo terrorista nigeriano Boko Haram la confirman.
Al Qaida en las Tierras del Magreb Islámico (AQMI); Argelia; Boko Haram; Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC); Libia; Magreb; Malí; Mauritania; Níger; Nigeria; Revueltas árabes; Sahel; Secuestros; Tráficos ilícitos; Terrorismo yihadista salafista.
This article describes the way in which Al Qaida in the Lands of the Islamic Maghreb (AQIM) has become in recent years one of the most dinamic and productive terrorists branchs of Al Qaida ‘Central’. AQIM has profited the comparative advantages it finds in the Sahel strip. In fact, AQIM is, in Autumn 2012, one amog the actors that have provoked a deep deterioration
of the security situation in the region. AQIM’s geographical projection, its terrorist effort in terms of attacks, its wise employment of propaganda, and its deeply performed financial activities, confirm its relevance. In addition, AQIM’s strategic influence in Northern Mali and its numerous links with the also active Nigerian terrorist group Boko Haram do confirm its protagonism.
Algeria; Al Qaida in the Lands of Islamic Maghreb (AQIM); Arab revolts; Boko Haram; Illicit trafficking; Jihadist Salafist terrorismo; Libya; Maghreb; Mauritania: Mali; Niger; Nigeria; Sahel; Salafist Group for Preaching and Combat (SGPC).

175

1. INTRODUCCIÓN
L
a organización terrorista Al Qaida en las Tierras del Magreb Islámico (en adelante, AQMI) sigue afirmando su proyección global, escapando a los límites territoriales de Argelia que la vieron nacer como tal en enero de 2007 al suceder al Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), mostrando su sofisticación en términos de propaganda -con su Instituto de Comunicación “Al Andalus” produciendo vídeos sobre su propio campo de batalla – también sobre otros adoptados como es el nigeriano- o creando un sólido sector financiero apoyado en actividades propias del bandidismo y de la delincuencia organizada (secuestros, aprovechamiento del tráfico de drogas y de otros tráficos ilícitos en el Sahel) que se transforman en capítulos de la acciones terrorista, cuando son realizadas con el objetivo de alimentar el frente de combate yihadista.
1
Lo hasta ahora dicho sirve de presentación y de justificación del objeto de estudio en términos de hipótesis de trabajo para dar respuesta a una opinión cada vez más asentada que considera que la disminución del número de atentados reivindicados o adjudicables a AQMI, incluso en el escenario argelino, y la cada vez más escasa distancia entre las actividades económicas de AQMI y lo que podríamos calificar de
gran bandidismo
, aproximan a la organización al mundo delincuencial alejándole progresivamente del ámbito del terrorismo. La propia naturaleza del terrorismo yihadista salafista, por un lado, y el volátil entorno en el que este se mueve hoy para el caso de AQMI, en el Magreb y particularmente en el Sahel, por otro, permiten explicar sus
1 Sobre la importancia de los tráficos ilícitos de todo tipo en esta zona de África véase DE LA CORTE IBÁÑEZ, Luis y GIMÉNEZ-SALINAS FRAMIS, Andrea:
Crimen.org. Evolución y claves de la delincuencia organizada
Barcelona, Ariel, 2010, pp. 411-413.
manifestaciones tan particulares. AQMI sigue siendo un grupo terrorista y su activismo tiene plena vigencia. Independientemente de que parezca estar desarrollando actividades “mafiosas”, abandonando la amenaza terrorista y entrando en el riesgo delincuencial.
Cuando AQMI ejecutó una intensa campaña de atentados suicidas, en 2007 y 2008, nadie dudaba que representaba una verdadera amenaza para la seguridad de Argelia y de su entorno. El paso del tiempo, y la relativa ralentización de los ataques, ha llevado a algunos a certificar su declive. En nuestro análisis, nos proponemos demostrar que su imparable expansión territorial, su vigencia en términos de actor terrorista, a pesar del entorno hostil; y, particularmente, a su intensa, sofisticada y fructífera actividad económica y financiera, hacen de AQMI una peligrosa amenaza. Por otro lado, que no actúe en suelo europeo, o sus problemas internos en términos de aparentes luchas por el liderazgo y escisiones, en nada cambian esta situación: actúa contra los europeos en suelo magrebí y saheliano, fiel a la idea del campo de batalla universal de los yihadistas, y sus divisiones y escisiones no hacen sino diversificar aún más el alcance de sus tentáculos terroristas.
2. UN AMBICIOSO MARCO GEOGRÁFICO DE ACTUACIÓN
El Sahel es una vasta extensión de territorio africano que, en su proyección más ambiciosa, conecta Mauritania en el oeste con Eritrea en el este.
2
El Sahel que nos interesa a efectos de nuestro estudio sobre la amenaza terrorista que AQMI representa es la parte occidental de la franja, cubriendo la totalidad de Mauritania, las fronteras del territorio del Sáhara Occidental, el sur profundo argelino y libio, las regiones septentrionales de Malí y Níger, y, ya en sus límites, regiones occidentales de Chad y, hacia el sur, la conexión con Burkina Faso y con el norte de Nigeria.
Es en la parte occidental donde, a lo largo de la pasada década, se comenzaron a producir de manera cada vez más reiterada acciones terroristas, fueran los secuestros de occidentales en 2003 en el sur de Argelia, por el GSPC; golpes terroristas frecuentes por parte del mismo GSPC en Mauritania y en el norte de Malí a partir de 2005. La intensificación de ataques, en forma de atentados y emboscadas, en los siguientes años ha llevado a la Unión Europea (UE) a aprobar una
Estrategia Común para el Sahel en marzo de 2011, y llevaba al Coordinador Antiterrorista de la UE a destacar la peligrosidad de la expansión de dicha amenaza en África y, en particular, en Mauritania, Malí y Níger.
3
2 Unidad de Coordinación de la Guardia Civil-Centro de Análisis y Prospectiva (CAP):
Indicadores: Sahel
Madrid, CAP-GC, agosto 2011.
3 Sobre la
Estrategia Común véase Council of the European Union 2076th Foreign Affairs en www.eu-un.europa.eu/articles/es/article_10849_es.htm y sobre la intervención del Coordinador Antiterrorista de la UE véase “Recent Highlights in Terrorist Activity” Combating Terrorism Center at West Point CTC Sentinel
Vol. 4, nº 10, octubre 2011, p. 26.

Revista del Instituto Español de Estudios Estratégicos Núm. 0 / 2012

176177
Organizado AQMI en “katibas” o falanges, la franja saheliana que nos interesa es el campo de actuación de Yahia Abu Amar Abid Hammadu (alias Abdel Hamid Abu Zeid), que actúa entre el sur de Túnez y Argelia y el norte de Níger y se denomina “Tarik Ben Ziyad”, y la de Mokhtar Belmokhtar (alias Khaled Abu El Abbas), que actúa en Mauritania, el sur de Argelia y el norte de Malí y es conocida como la “Al Mulathimin”. Muchas veces, se insiste en que existen diferencias substanciales entre una “katiba” y otra de estas dos que son las más destacadas y mediatizadas, pero a las que se pueden añadir otras como la dirigida por Yahia Djuadi: la de Abu Zeid es presentada como más “terrorista” y la de Belmokhtar como más “delincuencial” marcando ya una primera diferenciación, que creemos perniciosa, entre “terroristas” y “bandidos”. Tal análisis se basa en la supuestamente mayor crueldad de Abu Zeid, quien no ha dudado en asesinar a dos rehenes, un británico en 2009 y un francés en 2010, al no someterse los Gobiernos de Londres y de París a sus exigencias, no sólo económicas. Frente a dicho perfil, el de Belmokhtar es presentado como más volcado en obtener ganancias económicas, dejando en segundo plano las exigencias políticas (terroristas), pero nadie debería olvidar que la falange de Belmokhtar ha protagonizado sangrientas acciones precisamente en la zona en la que la presión puramente terrorista del GSPC, primero, y de AQMI, después, es más visible, con emboscadas y atentados varios en Mauritania, en Malí y en Argelia. Por otro lado, la falange de Abu Zeid no surgió de la nada. En 2003, como parte del GSPC, se desplazó de su zona de actuación en el noreste de Argelia hacia el Sahel ante la intensa presión a la que la sometían las autoridades argelinas.
4
La tesis de la supuesta rivalidad entre ambos líderes y, en consecuencia, del debilitamiento de AQMI en la región que preocuparía a su emir, Abdelmalek Drukdel (alias Abu Musab Abdel Wadud), quien observaría dicho deterioro del combate en el frente meridional desde su refugio en el lejano norte argelino, olvida la naturaleza misma de la región saheliana. Su enorme extensión y las dificultades propias de una zona desértica hacen de ella un campo de batalla muy distinto al de la montañosa Cabilia argelina donde combate Drukdel, con un triángulo Bumerdés-Buira-Tizi Uzu donde se ejecuta la lucha armada en términos clásicos contra policías, gendarmes, militares o guardias comunales.
5
En el volátil Sahel, donde desde siempre se han concentrado tráficos ilícitos varios, y donde la escasa población está formada por comunidades Tuareg enfrentadas a los gobiernos de Malí y de Níger y divididas entre sí, AQMI tiene que ocupar mucho tiempo en fijar alianzas, echar pulsos para asentarse en determinadas zonas y, de paso, seguir con su labor puramente terrorista; es decir, hostigar a las fuerzas argelinas, mauritanas o malienses y entrenar a terroristas de orígenes diversos en
4 PORTER, Geoff D.: “The Impact of Bin Ladin’s Death on AQIM in North Africa”
CTC Sentinel
Número Especial, mayo 2011, p. 11.
5 A título de ejemplo, ocho terroristas de AQMI eran eliminados en la región de Bumerdés en las dos primeras semanas de febrero, y a ellos se añadían cinco más el 20 del mismo mes. Véase “Cinq autres éléments de l’ex GSPC abattus à Boumerdès”
El Watan
21 febrero 2012, en www.elwatan.org.

Carlos Echeverría La vigencia del terrorismo de al Qaida en las tierras del Magreb
178
Revista del Instituto Español de Estudios Estratégicos Núm. 0 / 2012

sus campos móviles.
6
Conviene destacar aquí la habilidad de AQMI para hacer frente a estas dificultades, incluidas las derivadas de la necesidad de fijar vínculos con grupos de Tuareg divididos entre los que tienen que asegurarse fidelidades que impidan filtraciones a las autoridades y su localización: contrasta por ejemplo la rapidez con la que uno de los hijos prófugos de Muammar El Gadaffi fue delatado por círculos de Tuareg que lo entregaron a las autoridades del Consejo Nacional de Transición (CNT), y ello a pesar de haber presumido siempre su padre de los vínculos con esta comunidad: AQMI, en cambio, tenía en su poder a principios de 2012 a trece rehenes extranjeros en territorio de los Tuareg donde los oculta y negocia rescates por ellos desde hace años.
Este último punto es importante porque, si bien en su pulso con las autoridades de los países en los que actúan estas les ponen cada vez más dificultades para poder entrenar mejor a sus terroristas – el Mando Militar de Coordinación creado por Argelia en septiembre de 2010 con base en Tammanrasset comienza a ser eficaz aproximando las respuestas en un marco subregional -, lo cierto es que si observamos el progresivo debilitamiento de Mauritania en los últimos años o la dinamización del terrorismo de Boko Haram en el norte de Nigeria entre 2011 y 2012, podemos considerar que el activismo terrorista de esta organización sigue siendo importante aunque desde fuera de la región pueda pasar desapercibido. Es indudable que la adaptación de los terroristas de AQMI al terreno es una realidad que hace más difícil combatirles con eficacia.
7
3. AQMI Y LOS ATENTADOS
Si los precedentes de AQMI son el Grupo Islámico Armado (GIA) y el GSPC argelinos, y el modelo a seguir Al Qaida como tal, las fidelizaciones del GSPC a esta última en 2003, 2005 y la definitiva del 11 de septiembre de 2006, su transformación en AQMI en enero de 2007 y la historia de la organización desde entonces no hace sino confirmar lo comprometido por los terroristas: se han convertido en dignos representantes de la casa matriz en una zona geográfica cada vez más amplia, buscada no sólo en términos tácticos sino obedeciendo también al afán expansionista y universalista de Al Qaida.
8
6 ECHEVERRÍA JESÚS, C.: “El terrorismo yihadista a las puertas de España: los campos de entrenamiento en el Sahel”
Análisis del Grupo de Estudios Estratégicos (GEES) nº 20,
5 julio 2007, en www.gees.org.
7 El 15 de septiembre de 2011 un enfrentamiento entre militares de Níger y AQMI se saldaba con un soldado y tres terroristas muertos y el 20 de diciembre AQMI secuestraba a un policía mauritano en la frontera con Malí, en dos acciones tipo de las que con frecuencia se repiten en estos tres países. Véanse “Recent Highlights …”
CTC Sentinel
Vol. 4, nº 10,octubre 2011, p. 26, y Vol. 5, nº 1, enero 2012, p. 27.
8 Geoff D. Porter consideraba ya en mayo de 2011, al analizar el impacto de la desaparición de Bin Laden en el yihadismo salafista global, que el probable acceso de Ayman Al Zawahiri al liderazgo de Al Qaida supondría un espaldarazo para AQMI, y ello porque el egipcio se había mostrado tradicionalmente más cercano a los magrebíes que Bin Laden. Aparte de este argumento, el analista estadouni
179
Carlos Echeverría La vigencia del terrorismo de al Qaida en las tierras del Magreb
Quienes insisten últimamente en la debilidad de Al Qaida o en la de AQMI la argumentan en que sus atentados no se producen con la frecuencia de otro tiempo, en que ni una ni otra son capaces de golpear en suelo occidental, en que los atentados que sí logran llevar a término son menos letales; o en que ambos líderes, Ayman Al Zawihiri y Abdelmalek Drukdel, sufren contestaciones internas y de falta de carisma. En realidad ambos coinciden hoy en su papel de inspiradores y estimuladores del mantenimiento de una maquinaria terrorista lista para actuar, en la instrumentalización de actividades como los secuestros de occidentales para ello y en la necesidad de reforzarse mutuamente y de no olvidar el legado del desaparecido Osama Bin Laden. Muestran pues su voluntad de seguir combatiendo, aprovechan actividades ilícitas varias (secuestros) para ello, como hacen los Talibán con las drogas en Afganistán o Al Shabab con la piratería en Somalia, dotando a tales actividades de un barniz “halal” (permitido por el Islam) por ejecutarse para apoyar la causa del Yihad guerrero y no para lucrarse. Finalmente, ambos alimentan también, a través de vídeos y de mensajes en audio distribuidos por las múltiples páginas yihadistas, la siempre necesaria propaganda de cara a dar a conocer su esfuerzo guerrero, por un lado, y a atraerse más adeptos por otro.
Dos aseveraciones que se escuchan con frecuencia requieren un análisis desde la perspectiva de la valoración del esfuerzo terrorista: una presenta el desplazamiento del activismo de AQMI hacia el sur, hacia el Sahel, como una muestra de su debilitamiento progresivo, y la otra y derivada en buena medida de la anterior, constata que el proceso de declive se hace irreversible para AQMI ante el riesgo de poder diluirse en un espacio inmenso como es el Sahel en el que existe además el riesgo, por la tentación, de acabar convirtiéndose en un grupo de simples bandidos.
9 En cuanto al desplazamiento del activismo hacia el sur este tuvo indudablemente lugar en el marco de un mayor esfuerzo por parte de las Fuerzas Armadas y de Seguridad argelinas, que iban dificultando progresivamente las actividades del GSPC en la franja norte tal y como vimos anteriormente para el caso de la “katiba” de Abu Zeid en 2003, pero desde la perspectiva de los terroristas dicha proyección fue presentada de inmediato como una bendición al permitirles la apertura de nuevos campos de batalla. Fieles a su visión universalista este era un paso obligado, y se extendería con el tiempo a Mauritania, a Malí, a Níger o incluso a Nigeria. Es significativo que la presencia de nigerianos y de nigerinos en los campos de entrenamiento del GSPC, primero, y de AQMI, después, se haya venido detectando desde antiguo.10 Por otro lado, la apertura del frente saheliano no implicaba dense añade otros dos que confirmarían dicha proximidad: la virulencia de Al Zawahiri contra Francia, por un lado, y su dedicación al esfuerzo financiador en Al Qaida en el que vería la especialización “financiera” de AQMI, que trataremos en el siguiente epígrafe, como particularmente atractiva. Véase PORTER, G. D.: op cit
p. 11.
9 Sobre el debilitamiento de AQMI en Argelia véase CRISTIANI, Dario y FABIANI, Riccardo:
Al Qaeda in the Islamic Maghreb (AQIM): Implications for Algeria’s Regional and International Relations
Roma, Istituto Affari Internazionali IAI Working Paper 11/07, abril 2011, p. 11.
10 ECHEVERRÍA JESÚS, C.: “El terrorismo yihadista a las puertas de España
op cit.180
Revista del Instituto Español de Estudios Estratégicos Núm. 0 / 2012
para los terroristas la desatención del frente norte y antes y después de la creación de AQMI se han hecho esfuerzos terroristas importantes visibles en términos de atentados (incluyendo los suicidas a partir de 2007) y de emboscadas en diversos lugares de la franja septentrional del país hasta hoy. Además, la presión de las autoridades argelinas contra AQMI en el norte, incluyendo sus fuentes de financiación, han venido obligando a los terroristas a buscarse esta en el sur del país y en la franja del Sahel.
11
AQMI podía pues atentar con suicidas en Argelia en julio y diciembre de 2007, en sus atentados más emblemáticos y manifestándose como una de las franquicias más vitalizadas de Al Qaida, extender su activismo a Túnez – con el entrenamiento de terroristas tunecinos en suelo argelino y su entrada a Túnez, en diciembre de 2006; o secuestrar a dos turistas austriacos en el sur del país en marzo de 2008 – y someter a una importante presión al Estado mauritano, que había comenzado simbólicamente el GSPC con una matanza de militares en Lemgheïty en junio de 2005. Desde su aparición, AQMI centró su activismo en Mauritania, el eslabón débil en términos de seguridad de todo el Magreb, con atentados y secuestros que acabó expulsando de su suelo, y es ejemplo cargado de simbolismo, a la emblemática competición deportiva de los infieles: el Rally Dakar.
12 El secuestro de tres cooperantes españoles en la muy frecuentada carretera entre Nuadibú y Nuakchott, en noviembre de 2009, sería poco después un buen indicador tanto de la explotación de dicha debilidad como de la voluntad de AQMI de actuar por esta vía y de las redes logísticas con las que cuentan en la región. Dos de los tres cooperantes permanecerían en manos de AQMI hasta agosto de 2010, y en septiembre de ese año los terroristas capturaban a siete trabajadores de empresas francesas en Níger, cuatro de los cuales siguen aún en manos de los terroristas dos años después. En este tiempo se han producido más secuestros – en Argelia, en Malí o en Níger – y 2012 comenzaba con 13 rehenes extranjeros en manos de AQMI, la cifra más alta alcanzada y que sólo se vio superada por los 32 occidentales capturados por el GSPC en 2003.13 Incluso el atentado yihadista que dejaba 17 muertos el 28 de abril de 2011 en el Café “Argana” de Marrakech no era asumido por AQMI en términos de coherencia con su estrategia negociadora con Francia para la liberación de cuatro rehenes franceses en su poder: 8 de los 17 muertos en Marrakech eran turistas franceses, y aunque AQMI negó la autoría se felicitó por la realización de tal atentado y animó a sus seguidores a emular dicha hazaña, y tan sólo dos días antes del atentado AQMI había amenazado al Estado marroquí para que siguiera excarcelando presos yihadistas siguiendo la estela de las medidas de gracia aplicadas por Mohamed VI poco antes.
14
11 ��������������������������������������������������������������LEBOVICH, Andrew: “AQIM Returns in Force in Northern Algeria”
CTC Sentinel
Vol. 4, nº 9, septiembre 2011, p. 11.
12 �����������������������������������������������������������������������������ECHEVERRÍA JESÚS, C.: “The Recent Terrorist Activities in Sahel-Sahara Area”
African Journal for the Prevention and Combating of Terrorism (African Center for the Study and Research on Terrorism of the African Union, Algiers)
Vol. 1, nº 1, junio 2010, pp. 29-31.
13 ECHEVERRÍA JESÚS, C.: “La industria del secuestro en el escenario africano”
Ejército
nº 850, enero-febrero 2012, pp. 114-115.
14 ���������������PORTER, G. D.:
op cit p. 12.181
Carlos Echeverría La vigencia del terrorismo de al Qaida en las tierras del Magreb
Entrando ya en el supuesto declive de AQMI en 2011 veremos que este no fue tal, habiendo al menos en una parte de ese año una concentración importante de atentados en suelo argelino en los meses centrales, coincidiendo con el momento álgido de las revueltas árabes que se iniciaran en el otoño de 2010 e incluyendo entre esas el escenario de guerra civil en Libia. En abril de ese año se produjeron seis atentados en suelo argelino dirigidos contra el Ejército y contra la Gendarmería Nacional, produciéndose 42 muertos y múltiples heridos; en mayo fueron ya 18 los atentados, entre ellos uno de calidad al “estilo Al Qaida” que fue el asalto contra un cuartel en Azazga, en la Cabilia, en el que el saldo fue de 21 muertos y 66 heridos. Poco después, entre julio y agosto, coincidiendo con el Ramadán como momento tradicionalmente propicio para el Yihad guerrero como ya lo consideraba en los noventa el sanguinario GIA, se produjeron también acciones al “estilo Al Qaida” con los cuatro ataques suicidas de entre los 23 producidos y por la calidad de algunos de los objetivos buscados. El 17 de julio AQMI atacaba una comisaría en Bordj Menaïel matando a dos personas; el 14 de agosto AQMI atentaba contra otra provocando 33 heridos; el 19 morían tres civiles en un choque en Tizi Uzu, capital de la Cabilia; y el 26 de agosto se producía el peor atentado en mucho tiempo y el más próximo al ‘modus operandi’ de Al Qaida: 18 personas morían en el doble ataque suicida realizado contra la Academia Interejécitos de Cherchell (AMIA), 16 de ellas militares y de entre ellas dos oficiales sirios que allí se encontraban siguiendo un curso de formación. Este era uno de los objetivos difíciles más importantes buscados en los últimos años, y vale por sí sólo para ilustrar que el activismo terrorista está vigente. Es destacable además, aparte de tratarse de una instalación emblemática de las Fuerzas Armadas argelinas mundialmente conocida por los cursos y visitas que en ella se realizan, que fue este un doble atentado realizado en la zona occidental del país, una región que se ha ido viendo liberada de un activismo terrorista que en los años noventa fue especialmente intenso en ella. En términos regionales, el atentado contra la AMIA coincidía en el mismo día con otro ataque también suicida y también emblemático: el de Boko Haram contra la sede de diversas agencias especializadas de la ONU en Abuja, que provocó en el momento 18 muertos, y ello después de haber atacado, con otro suicida y también en Abuja, el Cuartel General de la Policía Federal el 16 de junio matando a dos personas.
15 También en clave transfronteriza, el 5 de julio AQMI atacaba una base militar mauritana en Bassiknou huyendo después los terroristas a Malí.16 La intensa utilización de artefactos explosivos improvisados (IDE, en sus siglas en inglés) en esos meses de 2011, que mostraban la amplia disponibilidad de material en manos de los terroristas, permitía deducir además que parte de este podía proceder de los arsenales libios vaciados en el contexto de la guerra civil entonces en su apogeo.17
Por otro lado, la Embajada de los EEUU en Argel advertía el 16 de septiembre de la amenaza que podría representar

Me llamo Julián Flores, soy consultor de seguridad como tambien Director de Seguridad habilitado por el Ministerio de Interior y profesor acreditado por la Dirección general de la Policia y la Dirección General de la Guardia Civil para impartir formación en Centros Habilitados de Seguridad Privada de formación de personal de seguridad privada, como experto univesitario en Dirección de Seguridad Integral. Con estudios de Economia y Relaciones Laborales.Me interesa el mundo de las empresas de seguridad, de los recursos humanos y de la mejora en la dirección de equipos de trabajo.

Deja un comentario

También en clave transfronteriza, el 5 de julio AQMI atacaba una base militar mauritana en Bassiknou huyendo después los terroristas a Malí.16 La intensa utilización de artefactos explosivos improvisados (IDE, en sus siglas en inglés) en esos meses de 2011, que mostraban la amplia disponibilidad de material en manos de los terroristas, permitía deducir además que parte de este podía proceder de los arsenales libios vaciados en el contexto de la guerra civil entonces en su apogeo.17

El presente artículo describe cómo Al Qaida en las Tierras del Magreb Islámico (AQMI) se ha transformado en los últimos años en una de las franquicias más dinámicas y productivas en términos terroristas de Al Qaida ‘Central’. Aprovechando las ventajas comparativas que ha encontrado en la franja del Sahel, AQMI es, en el otoño de 2012, uno de los actores responsables del deterioro de la situación en la región

Publicado el 26 enero, 2013 por admin

LA VIGENCIA DEL TERRORISMO DE AL QAIDA EN LAS TIERRAS DEL MAGREB ISLÁMICO (AQMI): EJEMPLO DE SUPERVIVENCIA Y DE ADAPTABILIDAD

Publicado el 26/01/2013 por admin

Carlos Echeverría .Profesor de Relaciones Internacionales de la UNED

LA VIGENCIA DEL TERRORISMO DE AL QAIDA EN LAS TIERRAS DEL MAGREB ISLÁMICO (AQMI): EJEMPLO DE SUPERVIVENCIA Y DE ADAPTABILIDAD
El presente artículo describe cómo Al Qaida en las Tierras del Magreb Islámico (AQMI) se ha transformado en los últimos años en una de las franquicias más dinámicas y productivas en términos terroristas de Al Qaida ‘Central’. Aprovechando las ventajas comparativas que ha encontrado en la franja del Sahel, AQMI es, en el otoño de 2012, uno de los actores responsables del deterioro de la situación en la región. Su proyección geográfica, su activismo terrorista en términos de atentados, su hábil gestión de la propaganda y su notable actividad en el frente financiero del terrorismo atestiguan su importancia. Su peso estratégico en el norte de Malí y sus vínculos de todo tipo con el también dinámico grupo terrorista nigeriano Boko Haram la confirman.
Al Qaida en las Tierras del Magreb Islámico (AQMI); Argelia; Boko Haram; Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC); Libia; Magreb; Malí; Mauritania; Níger; Nigeria; Revueltas árabes; Sahel; Secuestros; Tráficos ilícitos; Terrorismo yihadista salafista.
This article describes the way in which Al Qaida in the Lands of the Islamic Maghreb (AQIM) has become in recent years one of the most dinamic and productive terrorists branchs of Al Qaida ‘Central’. AQIM has profited the comparative advantages it finds in the Sahel strip. In fact, AQIM is, in Autumn 2012, one amog the actors that have provoked a deep deterioration
of the security situation in the region. AQIM’s geographical projection, its terrorist effort in terms of attacks, its wise employment of propaganda, and its deeply performed financial activities, confirm its relevance. In addition, AQIM’s strategic influence in Northern Mali and its numerous links with the also active Nigerian terrorist group Boko Haram do confirm its protagonism.
Algeria; Al Qaida in the Lands of Islamic Maghreb (AQIM); Arab revolts; Boko Haram; Illicit trafficking; Jihadist Salafist terrorismo; Libya; Maghreb; Mauritania: Mali; Niger; Nigeria; Sahel; Salafist Group for Preaching and Combat (SGPC).

175

1. INTRODUCCIÓN
L
a organización terrorista Al Qaida en las Tierras del Magreb Islámico (en adelante, AQMI) sigue afirmando su proyección global, escapando a los límites territoriales de Argelia que la vieron nacer como tal en enero de 2007 al suceder al Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), mostrando su sofisticación en términos de propaganda -con su Instituto de Comunicación “Al Andalus” produciendo vídeos sobre su propio campo de batalla – también sobre otros adoptados como es el nigeriano- o creando un sólido sector financiero apoyado en actividades propias del bandidismo y de la delincuencia organizada (secuestros, aprovechamiento del tráfico de drogas y de otros tráficos ilícitos en el Sahel) que se transforman en capítulos de la acciones terrorista, cuando son realizadas con el objetivo de alimentar el frente de combate yihadista.
1
Lo hasta ahora dicho sirve de presentación y de justificación del objeto de estudio en términos de hipótesis de trabajo para dar respuesta a una opinión cada vez más asentada que considera que la disminución del número de atentados reivindicados o adjudicables a AQMI, incluso en el escenario argelino, y la cada vez más escasa distancia entre las actividades económicas de AQMI y lo que podríamos calificar de
gran bandidismo
, aproximan a la organización al mundo delincuencial alejándole progresivamente del ámbito del terrorismo. La propia naturaleza del terrorismo yihadista salafista, por un lado, y el volátil entorno en el que este se mueve hoy para el caso de AQMI, en el Magreb y particularmente en el Sahel, por otro, permiten explicar sus
1 Sobre la importancia de los tráficos ilícitos de todo tipo en esta zona de África véase DE LA CORTE IBÁÑEZ, Luis y GIMÉNEZ-SALINAS FRAMIS, Andrea:
Crimen.org. Evolución y claves de la delincuencia organizada
Barcelona, Ariel, 2010, pp. 411-413.
manifestaciones tan particulares. AQMI sigue siendo un grupo terrorista y su activismo tiene plena vigencia. Independientemente de que parezca estar desarrollando actividades “mafiosas”, abandonando la amenaza terrorista y entrando en el riesgo delincuencial.
Cuando AQMI ejecutó una intensa campaña de atentados suicidas, en 2007 y 2008, nadie dudaba que representaba una verdadera amenaza para la seguridad de Argelia y de su entorno. El paso del tiempo, y la relativa ralentización de los ataques, ha llevado a algunos a certificar su declive. En nuestro análisis, nos proponemos demostrar que su imparable expansión territorial, su vigencia en términos de actor terrorista, a pesar del entorno hostil; y, particularmente, a su intensa, sofisticada y fructífera actividad económica y financiera, hacen de AQMI una peligrosa amenaza. Por otro lado, que no actúe en suelo europeo, o sus problemas internos en términos de aparentes luchas por el liderazgo y escisiones, en nada cambian esta situación: actúa contra los europeos en suelo magrebí y saheliano, fiel a la idea del campo de batalla universal de los yihadistas, y sus divisiones y escisiones no hacen sino diversificar aún más el alcance de sus tentáculos terroristas.
2. UN AMBICIOSO MARCO GEOGRÁFICO DE ACTUACIÓN
El Sahel es una vasta extensión de territorio africano que, en su proyección más ambiciosa, conecta Mauritania en el oeste con Eritrea en el este.
2
El Sahel que nos interesa a efectos de nuestro estudio sobre la amenaza terrorista que AQMI representa es la parte occidental de la franja, cubriendo la totalidad de Mauritania, las fronteras del territorio del Sáhara Occidental, el sur profundo argelino y libio, las regiones septentrionales de Malí y Níger, y, ya en sus límites, regiones occidentales de Chad y, hacia el sur, la conexión con Burkina Faso y con el norte de Nigeria.
Es en la parte occidental donde, a lo largo de la pasada década, se comenzaron a producir de manera cada vez más reiterada acciones terroristas, fueran los secuestros de occidentales en 2003 en el sur de Argelia, por el GSPC; golpes terroristas frecuentes por parte del mismo GSPC en Mauritania y en el norte de Malí a partir de 2005. La intensificación de ataques, en forma de atentados y emboscadas, en los siguientes años ha llevado a la Unión Europea (UE) a aprobar una
Estrategia Común para el Sahel en marzo de 2011, y llevaba al Coordinador Antiterrorista de la UE a destacar la peligrosidad de la expansión de dicha amenaza en África y, en particular, en Mauritania, Malí y Níger.
3
2 Unidad de Coordinación de la Guardia Civil-Centro de Análisis y Prospectiva (CAP):
Indicadores: Sahel
Madrid, CAP-GC, agosto 2011.
3 Sobre la
Estrategia Común véase Council of the European Union 2076th Foreign Affairs en www.eu-un.europa.eu/articles/es/article_10849_es.htm y sobre la intervención del Coordinador Antiterrorista de la UE véase “Recent Highlights in Terrorist Activity” Combating Terrorism Center at West Point CTC Sentinel
Vol. 4, nº 10, octubre 2011, p. 26.

Revista del Instituto Español de Estudios Estratégicos Núm. 0 / 2012

176177
Organizado AQMI en “katibas” o falanges, la franja saheliana que nos interesa es el campo de actuación de Yahia Abu Amar Abid Hammadu (alias Abdel Hamid Abu Zeid), que actúa entre el sur de Túnez y Argelia y el norte de Níger y se denomina “Tarik Ben Ziyad”, y la de Mokhtar Belmokhtar (alias Khaled Abu El Abbas), que actúa en Mauritania, el sur de Argelia y el norte de Malí y es conocida como la “Al Mulathimin”. Muchas veces, se insiste en que existen diferencias substanciales entre una “katiba” y otra de estas dos que son las más destacadas y mediatizadas, pero a las que se pueden añadir otras como la dirigida por Yahia Djuadi: la de Abu Zeid es presentada como más “terrorista” y la de Belmokhtar como más “delincuencial” marcando ya una primera diferenciación, que creemos perniciosa, entre “terroristas” y “bandidos”. Tal análisis se basa en la supuestamente mayor crueldad de Abu Zeid, quien no ha dudado en asesinar a dos rehenes, un británico en 2009 y un francés en 2010, al no someterse los Gobiernos de Londres y de París a sus exigencias, no sólo económicas. Frente a dicho perfil, el de Belmokhtar es presentado como más volcado en obtener ganancias económicas, dejando en segundo plano las exigencias políticas (terroristas), pero nadie debería olvidar que la falange de Belmokhtar ha protagonizado sangrientas acciones precisamente en la zona en la que la presión puramente terrorista del GSPC, primero, y de AQMI, después, es más visible, con emboscadas y atentados varios en Mauritania, en Malí y en Argelia. Por otro lado, la falange de Abu Zeid no surgió de la nada. En 2003, como parte del GSPC, se desplazó de su zona de actuación en el noreste de Argelia hacia el Sahel ante la intensa presión a la que la sometían las autoridades argelinas.
4
La tesis de la supuesta rivalidad entre ambos líderes y, en consecuencia, del debilitamiento de AQMI en la región que preocuparía a su emir, Abdelmalek Drukdel (alias Abu Musab Abdel Wadud), quien observaría dicho deterioro del combate en el frente meridional desde su refugio en el lejano norte argelino, olvida la naturaleza misma de la región saheliana. Su enorme extensión y las dificultades propias de una zona desértica hacen de ella un campo de batalla muy distinto al de la montañosa Cabilia argelina donde combate Drukdel, con un triángulo Bumerdés-Buira-Tizi Uzu donde se ejecuta la lucha armada en términos clásicos contra policías, gendarmes, militares o guardias comunales.
5
En el volátil Sahel, donde desde siempre se han concentrado tráficos ilícitos varios, y donde la escasa población está formada por comunidades Tuareg enfrentadas a los gobiernos de Malí y de Níger y divididas entre sí, AQMI tiene que ocupar mucho tiempo en fijar alianzas, echar pulsos para asentarse en determinadas zonas y, de paso, seguir con su labor puramente terrorista; es decir, hostigar a las fuerzas argelinas, mauritanas o malienses y entrenar a terroristas de orígenes diversos en
4 PORTER, Geoff D.: “The Impact of Bin Ladin’s Death on AQIM in North Africa”
CTC Sentinel
Número Especial, mayo 2011, p. 11.
5 A título de ejemplo, ocho terroristas de AQMI eran eliminados en la región de Bumerdés en las dos primeras semanas de febrero, y a ellos se añadían cinco más el 20 del mismo mes. Véase “Cinq autres éléments de l’ex GSPC abattus à Boumerdès”
El Watan
21 febrero 2012, en www.elwatan.org.

Carlos Echeverría La vigencia del terrorismo de al Qaida en las tierras del Magreb
178
Revista del Instituto Español de Estudios Estratégicos Núm. 0 / 2012

sus campos móviles.
6
Conviene destacar aquí la habilidad de AQMI para hacer frente a estas dificultades, incluidas las derivadas de la necesidad de fijar vínculos con grupos de Tuareg divididos entre los que tienen que asegurarse fidelidades que impidan filtraciones a las autoridades y su localización: contrasta por ejemplo la rapidez con la que uno de los hijos prófugos de Muammar El Gadaffi fue delatado por círculos de Tuareg que lo entregaron a las autoridades del Consejo Nacional de Transición (CNT), y ello a pesar de haber presumido siempre su padre de los vínculos con esta comunidad: AQMI, en cambio, tenía en su poder a principios de 2012 a trece rehenes extranjeros en territorio de los Tuareg donde los oculta y negocia rescates por ellos desde hace años.
Este último punto es importante porque, si bien en su pulso con las autoridades de los países en los que actúan estas les ponen cada vez más dificultades para poder entrenar mejor a sus terroristas – el Mando Militar de Coordinación creado por Argelia en septiembre de 2010 con base en Tammanrasset comienza a ser eficaz aproximando las respuestas en un marco subregional -, lo cierto es que si observamos el progresivo debilitamiento de Mauritania en los últimos años o la dinamización del terrorismo de Boko Haram en el norte de Nigeria entre 2011 y 2012, podemos considerar que el activismo terrorista de esta organización sigue siendo importante aunque desde fuera de la región pueda pasar desapercibido. Es indudable que la adaptación de los terroristas de AQMI al terreno es una realidad que hace más difícil combatirles con eficacia.
7
3. AQMI Y LOS ATENTADOS
Si los precedentes de AQMI son el Grupo Islámico Armado (GIA) y el GSPC argelinos, y el modelo a seguir Al Qaida como tal, las fidelizaciones del GSPC a esta última en 2003, 2005 y la definitiva del 11 de septiembre de 2006, su transformación en AQMI en enero de 2007 y la historia de la organización desde entonces no hace sino confirmar lo comprometido por los terroristas: se han convertido en dignos representantes de la casa matriz en una zona geográfica cada vez más amplia, buscada no sólo en términos tácticos sino obedeciendo también al afán expansionista y universalista de Al Qaida.
8
6 ECHEVERRÍA JESÚS, C.: “El terrorismo yihadista a las puertas de España: los campos de entrenamiento en el Sahel”
Análisis del Grupo de Estudios Estratégicos (GEES) nº 20,
5 julio 2007, en www.gees.org.
7 El 15 de septiembre de 2011 un enfrentamiento entre militares de Níger y AQMI se saldaba con un soldado y tres terroristas muertos y el 20 de diciembre AQMI secuestraba a un policía mauritano en la frontera con Malí, en dos acciones tipo de las que con frecuencia se repiten en estos tres países. Véanse “Recent Highlights …”
CTC Sentinel
Vol. 4, nº 10,octubre 2011, p. 26, y Vol. 5, nº 1, enero 2012, p. 27.
8 Geoff D. Porter consideraba ya en mayo de 2011, al analizar el impacto de la desaparición de Bin Laden en el yihadismo salafista global, que el probable acceso de Ayman Al Zawahiri al liderazgo de Al Qaida supondría un espaldarazo para AQMI, y ello porque el egipcio se había mostrado tradicionalmente más cercano a los magrebíes que Bin Laden. Aparte de este argumento, el analista estadouni
179
Carlos Echeverría La vigencia del terrorismo de al Qaida en las tierras del Magreb
Quienes insisten últimamente en la debilidad de Al Qaida o en la de AQMI la argumentan en que sus atentados no se producen con la frecuencia de otro tiempo, en que ni una ni otra son capaces de golpear en suelo occidental, en que los atentados que sí logran llevar a término son menos letales; o en que ambos líderes, Ayman Al Zawihiri y Abdelmalek Drukdel, sufren contestaciones internas y de falta de carisma. En realidad ambos coinciden hoy en su papel de inspiradores y estimuladores del mantenimiento de una maquinaria terrorista lista para actuar, en la instrumentalización de actividades como los secuestros de occidentales para ello y en la necesidad de reforzarse mutuamente y de no olvidar el legado del desaparecido Osama Bin Laden. Muestran pues su voluntad de seguir combatiendo, aprovechan actividades ilícitas varias (secuestros) para ello, como hacen los Talibán con las drogas en Afganistán o Al Shabab con la piratería en Somalia, dotando a tales actividades de un barniz “halal” (permitido por el Islam) por ejecutarse para apoyar la causa del Yihad guerrero y no para lucrarse. Finalmente, ambos alimentan también, a través de vídeos y de mensajes en audio distribuidos por las múltiples páginas yihadistas, la siempre necesaria propaganda de cara a dar a conocer su esfuerzo guerrero, por un lado, y a atraerse más adeptos por otro.
Dos aseveraciones que se escuchan con frecuencia requieren un análisis desde la perspectiva de la valoración del esfuerzo terrorista: una presenta el desplazamiento del activismo de AQMI hacia el sur, hacia el Sahel, como una muestra de su debilitamiento progresivo, y la otra y derivada en buena medida de la anterior, constata que el proceso de declive se hace irreversible para AQMI ante el riesgo de poder diluirse en un espacio inmenso como es el Sahel en el que existe además el riesgo, por la tentación, de acabar convirtiéndose en un grupo de simples bandidos.
9 En cuanto al desplazamiento del activismo hacia el sur este tuvo indudablemente lugar en el marco de un mayor esfuerzo por parte de las Fuerzas Armadas y de Seguridad argelinas, que iban dificultando progresivamente las actividades del GSPC en la franja norte tal y como vimos anteriormente para el caso de la “katiba” de Abu Zeid en 2003, pero desde la perspectiva de los terroristas dicha proyección fue presentada de inmediato como una bendición al permitirles la apertura de nuevos campos de batalla. Fieles a su visión universalista este era un paso obligado, y se extendería con el tiempo a Mauritania, a Malí, a Níger o incluso a Nigeria. Es significativo que la presencia de nigerianos y de nigerinos en los campos de entrenamiento del GSPC, primero, y de AQMI, después, se haya venido detectando desde antiguo.10 Por otro lado, la apertura del frente saheliano no implicaba dense añade otros dos que confirmarían dicha proximidad: la virulencia de Al Zawahiri contra Francia, por un lado, y su dedicación al esfuerzo financiador en Al Qaida en el que vería la especialización “financiera” de AQMI, que trataremos en el siguiente epígrafe, como particularmente atractiva. Véase PORTER, G. D.: op cit
p. 11.
9 Sobre el debilitamiento de AQMI en Argelia véase CRISTIANI, Dario y FABIANI, Riccardo:
Al Qaeda in the Islamic Maghreb (AQIM): Implications for Algeria’s Regional and International Relations
Roma, Istituto Affari Internazionali IAI Working Paper 11/07, abril 2011, p. 11.
10 ECHEVERRÍA JESÚS, C.: “El terrorismo yihadista a las puertas de España
op cit.180
Revista del Instituto Español de Estudios Estratégicos Núm. 0 / 2012
para los terroristas la desatención del frente norte y antes y después de la creación de AQMI se han hecho esfuerzos terroristas importantes visibles en términos de atentados (incluyendo los suicidas a partir de 2007) y de emboscadas en diversos lugares de la franja septentrional del país hasta hoy. Además, la presión de las autoridades argelinas contra AQMI en el norte, incluyendo sus fuentes de financiación, han venido obligando a los terroristas a buscarse esta en el sur del país y en la franja del Sahel.
11
AQMI podía pues atentar con suicidas en Argelia en julio y diciembre de 2007, en sus atentados más emblemáticos y manifestándose como una de las franquicias más vitalizadas de Al Qaida, extender su activismo a Túnez – con el entrenamiento de terroristas tunecinos en suelo argelino y su entrada a Túnez, en diciembre de 2006; o secuestrar a dos turistas austriacos en el sur del país en marzo de 2008 – y someter a una importante presión al Estado mauritano, que había comenzado simbólicamente el GSPC con una matanza de militares en Lemgheïty en junio de 2005. Desde su aparición, AQMI centró su activismo en Mauritania, el eslabón débil en términos de seguridad de todo el Magreb, con atentados y secuestros que acabó expulsando de su suelo, y es ejemplo cargado de simbolismo, a la emblemática competición deportiva de los infieles: el Rally Dakar.
12 El secuestro de tres cooperantes españoles en la muy frecuentada carretera entre Nuadibú y Nuakchott, en noviembre de 2009, sería poco después un buen indicador tanto de la explotación de dicha debilidad como de la voluntad de AQMI de actuar por esta vía y de las redes logísticas con las que cuentan en la región. Dos de los tres cooperantes permanecerían en manos de AQMI hasta agosto de 2010, y en septiembre de ese año los terroristas capturaban a siete trabajadores de empresas francesas en Níger, cuatro de los cuales siguen aún en manos de los terroristas dos años después. En este tiempo se han producido más secuestros – en Argelia, en Malí o en Níger – y 2012 comenzaba con 13 rehenes extranjeros en manos de AQMI, la cifra más alta alcanzada y que sólo se vio superada por los 32 occidentales capturados por el GSPC en 2003.13 Incluso el atentado yihadista que dejaba 17 muertos el 28 de abril de 2011 en el Café “Argana” de Marrakech no era asumido por AQMI en términos de coherencia con su estrategia negociadora con Francia para la liberación de cuatro rehenes franceses en su poder: 8 de los 17 muertos en Marrakech eran turistas franceses, y aunque AQMI negó la autoría se felicitó por la realización de tal atentado y animó a sus seguidores a emular dicha hazaña, y tan sólo dos días antes del atentado AQMI había amenazado al Estado marroquí para que siguiera excarcelando presos yihadistas siguiendo la estela de las medidas de gracia aplicadas por Mohamed VI poco antes.
14
11 ��������������������������������������������������������������LEBOVICH, Andrew: “AQIM Returns in Force in Northern Algeria”
CTC Sentinel
Vol. 4, nº 9, septiembre 2011, p. 11.
12 �����������������������������������������������������������������������������ECHEVERRÍA JESÚS, C.: “The Recent Terrorist Activities in Sahel-Sahara Area”
African Journal for the Prevention and Combating of Terrorism (African Center for the Study and Research on Terrorism of the African Union, Algiers)
Vol. 1, nº 1, junio 2010, pp. 29-31.
13 ECHEVERRÍA JESÚS, C.: “La industria del secuestro en el escenario africano”
Ejército
nº 850, enero-febrero 2012, pp. 114-115.
14 ���������������PORTER, G. D.:
op cit p. 12.181
Carlos Echeverría La vigencia del terrorismo de al Qaida en las tierras del Magreb
Entrando ya en el supuesto declive de AQMI en 2011 veremos que este no fue tal, habiendo al menos en una parte de ese año una concentración importante de atentados en suelo argelino en los meses centrales, coincidiendo con el momento álgido de las revueltas árabes que se iniciaran en el otoño de 2010 e incluyendo entre esas el escenario de guerra civil en Libia. En abril de ese año se produjeron seis atentados en suelo argelino dirigidos contra el Ejército y contra la Gendarmería Nacional, produciéndose 42 muertos y múltiples heridos; en mayo fueron ya 18 los atentados, entre ellos uno de calidad al “estilo Al Qaida” que fue el asalto contra un cuartel en Azazga, en la Cabilia, en el que el saldo fue de 21 muertos y 66 heridos. Poco después, entre julio y agosto, coincidiendo con el Ramadán como momento tradicionalmente propicio para el Yihad guerrero como ya lo consideraba en los noventa el sanguinario GIA, se produjeron también acciones al “estilo Al Qaida” con los cuatro ataques suicidas de entre los 23 producidos y por la calidad de algunos de los objetivos buscados. El 17 de julio AQMI atacaba una comisaría en Bordj Menaïel matando a dos personas; el 14 de agosto AQMI atentaba contra otra provocando 33 heridos; el 19 morían tres civiles en un choque en Tizi Uzu, capital de la Cabilia; y el 26 de agosto se producía el peor atentado en mucho tiempo y el más próximo al ‘modus operandi’ de Al Qaida: 18 personas morían en el doble ataque suicida realizado contra la Academia Interejécitos de Cherchell (AMIA), 16 de ellas militares y de entre ellas dos oficiales sirios que allí se encontraban siguiendo un curso de formación. Este era uno de los objetivos difíciles más importantes buscados en los últimos años, y vale por sí sólo para ilustrar que el activismo terrorista está vigente. Es destacable además, aparte de tratarse de una instalación emblemática de las Fuerzas Armadas argelinas mundialmente conocida por los cursos y visitas que en ella se realizan, que fue este un doble atentado realizado en la zona occidental del país, una región que se ha ido viendo liberada de un activismo terrorista que en los años noventa fue especialmente intenso en ella. En términos regionales, el atentado contra la AMIA coincidía en el mismo día con otro ataque también suicida y también emblemático: el de Boko Haram contra la sede de diversas agencias especializadas de la ONU en Abuja, que provocó en el momento 18 muertos, y ello después de haber atacado, con otro suicida y también en Abuja, el Cuartel General de la Policía Federal el 16 de junio matando a dos personas.
15 También en clave transfronteriza, el 5 de julio AQMI atacaba una base militar mauritana en Bassiknou huyendo después los terroristas a Malí.16 La intensa utilización de artefactos explosivos improvisados (IDE, en sus siglas en inglés) en esos meses de 2011, que mostraban la amplia disponibilidad de material en manos de los terroristas, permitía deducir además que parte de este podía proceder de los arsenales libios vaciados en el contexto de la guerra civil entonces en su apogeo.17
Por otro lado, la Embajada de los EEUU en Argel advertía el 16 de septiembre de la amenaza que podría representar

Acerca de admin

Me llamo Julián Flores, soy consultor de seguridad como tambien Director de Seguridad habilitado por el Ministerio de Interior y profesor acreditado por la Dirección general de la Policia y la Dirección General de la Guardia Civil para impartir formación en Centros Habilitados de Seguridad Privada de formación de personal de seguridad privada, como experto univesitario en Dirección de Seguridad Integral. Con estudios de Economia y Relaciones Laborales.Me interesa el mundo de las empresas de seguridad, de los recursos humanos y de la mejora en la dirección de equipos de trabajo.

Deja un comentario

Ruego más protección al colectivo de vigilantes y más prontitud por parte de la policía en acudir a su defensa, ya que los vigilantes solo en casos muy extremos pueden defenderse con la porra o esposas, no así el policía, más provisto de armamento y protección integral.— Eva María Larrosa Rodríguez. Zaragoza.

Me decepciona el menosprecio hacia los vigilantes de seguridad. A estos señores, sin ser policías, se les atribuyen funciones de extrema responsabilidad. Se ven expuestos a agresiones, insultos y amenazas simplemente por el hecho de realizar su trabajo

Publicado el por

CARTAS AL DIRECTOR

Vigilantes de seguridad

Me decepciona el menosprecio hacia los vigilantes de seguridad. A estos señores, sin ser policías, se les atribuyen funciones de extrema responsabilidad. Se ven expuestos a agresiones, insultos y amenazas simplemente por el hecho de realizar su trabajo. También tengo que reseñar su desprotección y agravios comparativos con el trato que se da a presuntos ladrones con penas muchas veces irrisorias. Ruego más protección al colectivo de vigilantes y más prontitud por parte de la policía en acudir a su defensa, ya que los vigilantes solo en casos muy extremos pueden defenderse con la porra o esposas, no así el policía, más provisto de armamento y protección integral.— Eva María Larrosa Rodríguez. Zaragoza.
Fuente: Carta al director del PAIS


 Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos

El plan de Seguridad, Contingencia y Evacucación no fue suficiente para salvar màs vidas, considero un fracaso la seguridad de las instalaciones deberian modificarse las operativas en auqella zona del sahel, como zona de guerra, estaba anunciado que ocurriria una cosa asi, el personal expatriado y trabajadores de la planta sufrierón las consecuencias, necesaria que sea una prioridad la seguridad por encima de todo.Julian Flores Garcia

¿

Una seguridad muy alta y cara

Las plantas de gas como la atacada en Argelia son lugares estratégicos muy protegidos por el Ejército y empresas privadas

Una imagen sin fecha del complejo en In Amenas proporcionada por BP. / HO (AFP)
La seguridad de las instalaciones gasísticas y petrolíferas tiene una relevancia estratégica, y más en Argelia, cuya economía depende del sector de los hidrocarburos —representa entre el 40% y el 45% del PIB— y supone el 98% de sus exportaciones, según el FMI. Por eso el grado de protección de las plantas como la de In Amenas es muy alto. “Y aumentó aún más tras la guerra de Libia, cuando hubo que evacuar de manera urgente a todo el personal expatriado de las compañías internacionales. Argelia siempre ha sido una zona de alto riesgo, pero este ataque ha sido tremendo”, explica Vicente de la Cruz, director de la empresa de seguridad privada Avizor Group, con experiencia en protección de este tipo de instalaciones en el extranjero.
En el confuso incidente participaron al menos 60 terroristas, “probablemente con fusiles de asalto, ametralladoras ligeras, lanzagranadas y granadas de mano”, estima De la Cruz. “Es decir, todo el material que circula por la zona desde la guerra de Libia y es fácil de transportar”.
El Ejército es el encargado de proteger estas instalaciones junto con empresas privadas —“en Argelia normalmente son francesas o británicas”, precisa De la Cruz— que se tienen que coordinar con los militares. “El Ejército del país desempeña un papel muy importante, sobre todo en la vigilancia perimetral y en los desplazamientos. Esa zona externa, con garitas de vigilancia, se suele proteger con personal armado con fusiles de asalto como freno a un primer ataque, pero luego normalmente se instala armamento pesado, como ametralladoras, en una unidad militar acantonada”, relata De la Cruz.
Las multinacionales proporcionan a sus empleados expatriados formación para saber qué hacer en caso de evacuación de la planta, de secuestro o de otras contingencias, informa la noruega Statoil, que opera la planta atacada con la británica BP y la argelina Sonatrach.
“Los presupuestos de protección y seguridad de una planta de gas, en esta zona, pueden costar unos seis millones de euros al año a la empresa gasística. Ahí se incluye desde la elaboración de la estrategia de seguridad hasta vehículos, teléfonos por satélite, armamento y personal de seguridad. Parte de ellos son contratados en el país donde está la planta, tras pasar rigurosos filtros, y la otra son expatriados con un coste superior”, dice De la Cruz, que añade que “cada vez es más frecuente que la planta tenga pista de aterrizaje o helipuertos para garantizar la evacuación”.

Para mayor información sobre consultoria de seguridad en el enlace:http://www.siseguridad.es/index.php/que-hacemos
PD. El plan de Seguridad, Contingencia y Evacucación no fue suficiente para salvar màs vidas, considero un fracaso la seguridad de las instalaciones deberian modificarse las operativas en auqella zona del sahel, como zona de guerra, estaba anunciado que ocurriria una cosa asi, el personal expatriado y trabajadores de la planta sufrierón las consecuencias, necesaria que sea una prioridad la seguridad por encima de todo.Julian Flores Garcia

Me decepciona el menosprecio hacia los vigilantes de seguridad. A estos señores, sin ser policías, se les atribuyen funciones de extrema responsabilidad. Se ven expuestos a agresiones, insultos y amenazas simplemente por el hecho de realizar su trabajo

CARTAS AL DIRECTOR

Vigilantes de seguridad

 
 

Me decepciona el menosprecio hacia los vigilantes de seguridad. A estos señores, sin ser policías, se les atribuyen funciones de extrema responsabilidad. Se ven expuestos a agresiones, insultos y amenazas simplemente por el hecho de realizar su trabajo. También tengo que reseñar su desprotección y agravios comparativos con el trato que se da a presuntos ladrones con penas muchas veces irrisorias. Ruego más protección al colectivo de vigilantes y más prontitud por parte de la policía en acudir a su defensa, ya que los vigilantes solo en casos muy extremos pueden defenderse con la porra o esposas, no así el policía, más provisto de armamento y protección integral.— Eva María Larrosa Rodríguez. Zaragoza.

Fuente: Crta al director del PAIS

CONTENIDO MÍNIMO DE LOS CURSOS DE DETECTIVES PRIVADOS

Habilitación del Detective Privado

Para obtener la habilitación como detective privado deberá aportarse la siguiente documentación:

  • Instancia del interesado.
  • Dos fotografías tamaño carné.
  • Certificado médico de poseer aptitud física y capacidad psíquica necesarias para prestar servicios de Seguridad Privada, excepto para el personal en activo que ejerza funciones de seguridad pública o privada.
  • Certificado de antecedentes penales, expedido por el Registro Central de Penados para los españoles y extranjeros residentes en España, y documento original y equivalente que surta los mismos efectos para los solicitantes extranjeros no residentes.
    Estarán exentos de presentar este certificado los españoles y extranjeros residentes en España que en su instancia hayan autorizado expresamente a la División de Formación y Perfeccionamiento de la Dirección General de la Policía, su petición de oficio al Registro Central de Penados.
  • Declaración sobre incompatiblidades a que se refiere el artículo 20 de la Ley 23/1992, de 30 de julio, de Seguridad Privada y los apartados e), f) g) y h) del artículo 53 del Real Decreto 2364/1994, de 9 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Seguridad Privada.
  • Fotocopia compulsada del Título de Bachiller, de Técnico Superior, de Técnico en las profesiones que se determinen, u otros equivalentes a efectos profesionales, o superiores.
  • Fotocopia compulsada del diploma de detective privado, reconocido a estos efectos en la forma que se determine por Orden del Ministerio del Interior.
  • Documento acreditativo de estar dado de alta en la Declaración Censal, para detectives con despacho abierto (titulares de despacho), o en su caso alta en la Seguridad Social para detectives dependientes.
  • Inscripción en el Registro de Sociedades.
  • Copia simple de escritura de constitución.
  • Nota simple informativa con inscripción en el Registro Mercantil.
  • Número de identificación fiscal definitivo.
  • Justificante acreditativo de haber realizado el ingreso de la tasapor habilitación de Detective Privado, por apertura de despacho y por inscripción de sociedades, con arreglo al modelo 790, a favor del Tesoro Público, en las Entidades Bancarias o Cajas de Ahorros colaboradoras (cuenta restringida de la Agencia Estatal de Administración Tributaria). El citado modelo 790 será facilitado en las Comisarías de Policía y deberá ser cumplimentado con los datos correspondientes, señalando como tarifa aplicable la octava.

Normativa básica reguladora